Piden más seguridad en limusinas y otros vehículos alterados

El senador Schumer quiere que estos vehículos sean más resistentes a los choques

A raíz del trágico accidente en que perecieron cuatro amigas que festejaban una despedida de soltera en una limusina, ocurrido en Long Island, el senador federal por Nueva York, Charles Schumer, urgió a las agencias federales de seguridad en el transporte a que hagan una inmediata actualización de las normas de seguridad en limusinas y otros vehículos alterados, a fin de proteger mejor a los pasajeros.

Schumer mencionó el accidente ocurrido el pasado 15 de julio en Cutchogue, una conocida zona llena de viñedos, cuando el conductor de la limusina acababa de salir de una bodega en la ruta 48, e intentaba hacer una vuelta en u, y fue brutalmente impactado por una camioneta, que literalmente partió por la mitad el vehículo.

El llamado de Schumer a la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA) y a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) busca además hacer que las limusinas y vehículos alterados sean más resistentes a los choques.

De acuerdo con el legislador, actualmente existen lagunas significativas en las normas de seguridad requeridas para limusinas alteradas y otros vehículos similares.

Muchas veces, los fabricantes del mercado secundario alteran las limusinas después de que han sido producidas por el fabricante original del vehículo. Estos pueden hacer cambios superficiales en el vehículo o pueden ser más drásticos; por ejemplo, los cambios pueden incluir la adición de longitud al chasis, el bloqueo o la eliminación de salidas de emergencia, cambios en el peso del vehículo o de las posiciones de los asientos que pueden afectar los límites legales de ocupación.

Por lo tanto, muchas limusinas pueden carecer de ciertas características básicas de seguridad, como el número necesario de bolsas de aire de impacto lateral, barras reforzadas de protección antivuelco, marcos estructuralmente sólidos y salidas de emergencia accesible que pueden ayudar a los pasajeros y a los socorristas en caso de un accidente.

“Las limusinas alteradas no están sujetas a normas de seguridad suficientemente altas, dejando en riesgo, sin que ellos lo sepan, a un sinnúmero de asistentes a fiestas, participantes de bodas, etc.”, dijo Schumer. “Con demasiada frecuencia estos vehículos carecen de suficientes bolsas de aire de impacto lateral, barras antivuelco, salidas adecuadas y más. Es por eso que el gobierno federal debe atender de inmediato estas brechas fatales en las normas de seguridad de las limusinas, antes de que más vidas se pierden sin sentido en accidentes trágicos”.