Washington Heights: corazón de Quisqueya en Nueva York

Es como una micro-república de Quisqueya en la Gran Manzana
Washington Heights: corazón de Quisqueya en Nueva York

Pocos barrios hispanos en Nueva York identifican tanto a un país, su gente y cultura como Washington Heights. (Para los bori-nuyoricans, Loisaida es un referente). Desde W. 155th Street y sobre Dyckman Street, St Nicholas Avenue, Fort Washington, Audubon Avenue, la dominicanidad florece en su expresión más potable. Es como una micro-república de Quisqueya en la Gran Manzana. Un 75% de la población, de un total proximado de 150,000, tiene raíces de la isla.

“Washington Heights para un dominicano es como si fuera la misma capital de República Dominicana en Nueva York. Los negocios del barrio venden productos dominicanos, y la gente que viene aquí siempre piensa que su país está como lo dejó”, dice Emi Antonio, popular cantautor que vive en Queens pero que, reconoce, mantiene un lazo constante y estrecho con Washington Heights.  “Una famosa bebida gaseosa como Country Club, allá le cambiaron de envase, pero aquí tiene el antiguo envase, cosa que en República Dominicana ya no se ve”.

Los límites de los “Heights” están definidos así: al sur Harlem, al norte Inwood sobre Hillside Avenue, al este Harlem River y Coogan’s Bluff y el Hudson River al oeste.

Este domingo de fiesta por el desfile dominicano del Bronx, habría que darse una vuelta por El Alto, el otro nombre con que se conoce al sector. El paseo puede comenzar en la esquina de W. 168th St y Broadway, rebautizada Juan Pablo Duarte Boulevard en honor al héroe máximo de Quisqueya. Por esta alameda duartiana palpita el calor, música y sabor isleño. Antonio lo reitera: “Paso mucho tiempo metido en Washington Heights porque es un lugar que me ha permitido desarrollar mi talento musical. Tiene todo lo que buscas, al igual ya tiene hasta su propia cerveza local como lo es Dyckman Beer, nombrada por una de las calles más populares que es Dyckman Street. Como dominicano-neoyorquino siento ser parte de esta cultura mixta”.

Conocer y disfrutar

Aquí destacan dos mini-barrios, polos opuestos entre sí: Hudson View Gardens, privado y exclusivo, y Hudson Heights, más accesible con sus amplios departamentos “pre-war”. Claro está que la “hipsterfication” y reurbanización también llegaron al sector. A pesar de esto “El Alto” mantiene su sello dominicano en Nueva York. Solo le falta la brisa del Caribe.

P1160357

En rincón privado: Hudson View Gardens. @Marcela Álvarez

Hay que visitar Fort Washington Park, desde donde se aprecia el George Washington Bridge en toda su majestuosidad. Inaugurado en 1931, por aquí transitan anualmente más de 100 millones de vehículos. Por el momento, la estación de autobuses está cerrada por reparaciones -a un costo de $183 millones.

GWBridge
Un niño disfruta la vista al George Washington Bridge. Foto @Gerardo Romo/El Diario
En Audubon Terrace, en el 613 W.155th St, se encuentra The Hispanic Society of America, una biblioteca y museo gratuito enfocado en el estudio de las artes y culturas de España, Portugal y Latinoamérica. También merece una visita Sylvan Terrace, una calle empedrada y adornada por hileras de casas de madera del siglo XIX. Muy cerca está Morris-Jumel Mansion, construida en1765, la casa más antigua de Manhattan, visitada por el héroe George Washington durante los días de luchas por la independencia.

Juan-Pablo-Duarte

IMG_1784

United Palace, centro cultural del área. Foto Gerardo Romo/El Diario.

Fundado en 1930 como un palacio de cine, se ubica en 4140 Broadway (175th St). Es un espacio multiuso donde se realizan actividades culturales, artísticas, estudiantiles y religiosas. Su propietario es United Christian Evangelistic Association.

Gastronomía y diversión

“La mejor comida dominicana la encuentras aquí en El Malecón, donde la gente se siente como en familia”, dice Génesis López, nacida en Santiago, República Dominicana, y quien lleva dos años trabajando en ese concurrido restaurante ubicado en 4141 Broadway y la 175th St, frente a United Palace Theater. En una palabra, ¿cómo son los dominicanos?, le preguntamos. “Somos muy extrovertidos”, dice sonriente la joven, amable y sonriente en su trato con la clientela. Si apetece algo dulce hay  “bakeries” como “El Manantial“, en 171 St y St Nicholas Avenue, que se especializa en el tradicional bizcocho.

Manantial-Bakery

Para la noche, hay excelentes opciones como el 809 Sangria Bar & Grill, Corcho Wine Room, Buddha Beer Bar, Sushi Mambo, entre otros.

El_Malecon

Kenia Méndez muestra una delicia del restaurant El Malecón. Foto @Gerardo Romo/El Diario

Buen emprendedor: José Durán

Jose-Duran

Nació en Santiago, República Dominicana.

Tiene 25 años en Nueva York y 17 en Washington Heights.

Es dueño de Ramón Sastrería, ubicada en el sótano del
615 W. 173rd St.

¿Desde cuándo eres sastre?

Bueno…desde muchacho, siempre me gustó.
La sastrería es un arte que está desapareciendo, ¿no?
Sí. Ahora todo es industrial, antes confeccionábamos al detalle la ropa.
¿Qué hacen mayormente aquí?
De todo, entallamos jeans, pantalones, camisas, y también arreglamos ropa de mujer.
Pero no hay mujeres trabajando aquí….
No, es mejor así. A veces hablamos de cosas entre hombres que no son
para las mujeres (risas)
La gorra sugiere que eres fan de Boston..
(risas) Sí, míralo ahi, es por Pedro “El Grande” [Martínez]. Esa foto salió en El Diario.
Pero él [señala a su compañero Tony Valdéz] es de los Yankees.
Como buenos dominicanos, ustedes aman el béisbol…
Así es, somos muchos y por eso quiero decirte que tenemos un “complain”, no leemos El Diario como antes.
¿Por qué?
Le falta más cobertura de béisbol, tiene demasiado fútbol y se olvidan de nosotros,los dominicanos,
puertorriqueños, cubanos…..
¿Cuánto ha cambiado Washington Heights?
Ahora es más seguro, pero creo que no ha cambiado mucho. Esto continua siendo puro dominicano.
Sastreria

P1160376

Entrada al túnel de la estación 191 St. Foto @Marcela Álvarez.