¿Será ésta la selfie más ridícula del mundo?

¿Será ésta la selfie más ridícula del mundo?

No se sabe quién quedó peor para la foto: si el oficial o el detenido. Las opiniones pueden variar.

Gilbert Phelps, un joven (20) de Iowa detenido por conducir a exceso de velocidad y bajo los efectos de droga, tuvo la osadía de tomarse una selfie a través de Snapchat.

Pero quizás la parte menos comprensible es la decisión del oficial Ben Hektoen de seguirle el juego al imputado y posar para la imagen.

LEE TAMBIÉN:

Estudiante de Medicina se toma selfie con moribunda

Se escondió de la policía en el lugar más obvio (FOTO)

El estadounidense fue detenido el 6 de agosto en horas de la madrugada en medio de una inspección de tránsito por conducir a exceso de velocidad, de acuerdo con una querella criminal citada por thesmokinggun.com

Hektoen detectó olor a alcohol en el vehículo, por lo que se le realizaron varias pruebas al muchacho para detectar la presencia de drogas. Inicialmente, el alcoholímetro marcó .0 de alcohol en la sangre. Un posterior examen concluyó que Pelphs estaba “bajo la influencia de cannabis y era inseguro que manejara un vehículo de motor”.

En medio de las pruebas, “el acusado solicitó que me tomara una selfie con él por Snapchat a lo que me sentí felizmente obligado”.

La autofoto que acompaña esta historia muestra en primer plano al detenido levantando su dedo pulgar, mientras, al fondo, el agente sonríe.

El oficial detalló que Phelps le dijo que publicó la foto en la red con emojis que mostraban una patrulla policial al lado de otro vehículo civil y un camión de remolque.

El joven fue acusado de conducir un vehículo bajo la de drogas. Phelps, quien salió libre bajo fianza, debe comparecer a una audiencia judicial este próximo 17 de agosto.

selfie-snapchat11