Trump busca reparar daño entre mujeres votantes  

Promete ser “fenomenal “ con las mujeres si gana en 2016, luego de los ataques contra la presentadora de Fox News, Megyn Kelly  

WASHINGTON – A la defensiva por la mala prensa que generaron sus ataques contra una presentadora de noticias, el magnate republicano Donald Trump intenta reparar el daño y conquistar el voto de las mujeres.

A a raíz de la divulgación de una serie de videos encubiertos en los que ejecutivos de la organización de planificación familiar, Planned Parenthood, discutían sobre el suministro de tejidos fetales extraídos de abortos, Trump tachó la práctica de “asquerosa”.

Trump sugirió la semana pasada que apoya la estrategia republicana de amenazar con un cierre parcial del gobierno si el Congreso mantiene en pie los fondos federales que recibe Planned Parenthood.

Este martes, durante un programa de la cadena televisiva CNN, Trump aconsejó cautela, al destacar la necesidad de evaluar la labor positiva de la organización para los servicios de salud que ofrece a las mujeres en todo el país.

“Yo vería los buenos aspectos, porque estoy seguro de que hacen algunas cosas buenas y de forma adecuada para las mujeres… tenemos que cuidar de las mujeres. Pero no debemos financiar en absoluto la parte de los abortos”, matizó Trump, quien comparó al grupo con una “fábrica de abortos”.

Trump ha dicho que ha “evolucionado” en diversos asuntos, y, en varios programas dominicales, prometió que será “fenomenal para las mujeres” si gana en 2016, porque quiero ayudarlas.

Trump antes apoyaba el derecho al aborto pero, durante el primer debate presidencial del jueves pasado en Cleveland (Ohio), dijo que ahora es orgullosamente “pro-vida” por la experiencia de unos amigos que decidieron no abortar a su hijo.

Evocando la memoria de Ronald Reagan, icono de los conservadores, Trump explicó que, al igual que el fallecido expresidente, él también apoya las excepciones si corre peligro la salud de la madre.

El 97% de los servicios que ofrece Planned Parenthood están relacionados con servicios de salud preventivos, incluyendo exámenes de cáncer y anticonceptivos. Los abortos no son financiados con fondos públicos.

En la actualidad, el Congreso, bajo dominio republicano, estudia una medida para eliminar todos los fondos por unos $500 millones para la organziación, y canalizarlos a centros de salud comunitarios.

En el Senado, la medida no logró los 60 votos mínimos para avanzar hacia su votación definitiva, pero los republicanos prevén volver a intentarlo a su regreso del receso legislativo de agosto.

Durante el debate presidencial, Trump atacó a la presentadora de Fox News, Megyn Kelly, molesto por el tono de las preguntas que ésta le hizo sobre su historial de comentarios misóginos, y siguió sus  ataques a través de Twitter, pero pronto encontró el rechazo de la mayoría de sus rivales en la contienda para 2016.

Trump insistió nuevamente hoy en que, de ganar la presidencia, sería “fenomenal” para las mujeres, que representan el 53% de los votantes.

Según observadores, la polémica desatada por Trump ha puesto sobre el tapete los asuntos más acuciantes para las mujeres, como los servicios de salud reproductiva y su financiación, pero no está claro si eso ayudará a su partido en las urnas.

LEE TAMBIÉN:

Trump ofende a moderadora de debate republicano con comentario sexista

Trump se niega a disculparse por ofensas a presentadora

Trump promete “más sustancia” pero frustra a su equipo