Cruzada verde del Papa complica inversiones católicas en EEUU

Muchas diócesis norteamericanas tienen sumas millonarias en activos de empresas vinculadas con las energías fósiles
Cruzada verde del Papa complica inversiones católicas en EEUU
El papa Francisco en El Vaticano. /EFE
Foto: EFE

El papa Francisco llenó de esperanza a los ambientalistas de todo el mundo cuando en junio pasado hizo un llamado a la acción inmediata para salvar al planeta de los efectos del cambio climático, al declarar que el uso de “combustibles de origen fósil altamente contaminantes debe ser reemplazado paulatinamente y sin demoras”.

Pero algunas de las organizaciones católicas más grandes de Estados Unidos tienen millones de dólares invertidos en empresas de energía, inversiones que, según los registros de las propias instituciones, están destinadas a costear los gastos operativos de las iglesias y a pagar los salarios del clero.

Esa divergencia entre la cúpula de la Iglesia y sus actividades financieras en Estados Unidos hizo que al menos una de las grandes instituciones católicas reconsidere su portfolio de inversiones. La arquidiócesis de Chicago, la tercera comunidad católica en importancia del país, informó que revisará sus inversiones por más de 100 millones de dólares en producción de combustibles de origen fósil.

“Hemos empezado a evaluar las implicancias de la encíclica papal en sus muchos aspectos, incluidas las inversiones y también en temas como el uso de la energía y los materiales de construcción”, dijo Betsy Bohlen, jefa de operaciones de la arquidiócesis.

Lea también: Marchan 100 millas para pedir al Papa por inmigrantes

La encíclica de Francisco, enviada a todos los obispos católicos, agudizó el debate sobre la desinversión, una discusión que ya lleva tiempo en el seno de las organizaciones católicas y de otros credos. Pero son muchas las diócesis norteamericanas que se resisten al cambio.

“Ahora hay un choque entre la visión del mundo del papa Francisco y el mundo en el que viven los obispos que manejan las inversiones católicas”, dijo Michael Crosby, un fraile de Milwaukee que aboga por inversiones socialmente responsables. “Los obispos son un grupo sumamente conservador, y no tengo la menor esperanza de que esto se resuelva en lo inmediato”, agregó.

En los últimos años, las diócesis que cubren las áreas de Boston (en el estado de Massachusetts), Rockville Centre (Nueva York), Baltimore (Maryland), Toledo (Ohio) y gran parte de Minnesota declararon millones de dólares en acciones de empresas de petróleo y gas.

Lea también: Manos latinas construyen silla papal

Esas acciones representan entre un 5 y un 10% del total de inversiones de las diócesis, un porcentaje similar al 7,1% que tienen las empresas de energía en el índice de 500 empresas de la consultora Standard & Poor’s.

Los lineamientos éticos de inversión de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos desaconsejan a los católicos y a las instituciones católicas invertir en empresas relacionadas con el aborto, la contracepción, la pornografía, el tabaco y la guerra, pero nada dicen de la energía.

Si bien varias organizaciones de monjas y sacerdotes católicos progresistas vienen fustigando a las empresas de energía para ser más socialmente responsables, ese activismo aún no llegó a las diócesis.

Todo hace pensar que en septiembre próximo, cuando visite Estados Unidos por primera vez y se dirija al pleno del Congreso, Francisco presione a los legisladores para actuar decididamente contra el cambio climático, una jugada que seguramente será muy criticada por los políticos conservadores que se oponen a la intervención del Papa en esa discusión.

Lea también: Esposas de jornaleros bordan para el Papa

El candidato republicano Jeb Bush, católico, dijo incluso antes de la aparición de la encíclica que él no recibe sus ideas de política económica “ni de mis obispos, ni de mis cardenales, ni del Papa”.

La Iglesia de Estados Unidos sigue siendo una institución profundamente conservadora, conducida por obispos nombrados en su mayoría por los predecesores de Francisco. El arzobispo de Chicago, Blase Cupich, es uno de los principales nombramientos que hizo Francisco hasta el momento.

Más allá de dónde esté parada cada diócesis frente a este debate, lo cierto es que las inversiones en combustibles fósiles muy probablemente generaron pérdidas en los últimos años, debido a la caída del precio del petróleo.

A esas pérdidas se suma la crisis financiera de la Iglesia norteamericana, derivada de las compensaciones que debe pagar por los casos de abuso sexual y por la merma de su feligresía, que significó la pérdida de miles de millones de dólares y que llevó al cierre masivo de escuelas católicas y al desfinanciamiento de los fondos jubilatorios del clero.

Lea también: Latinos tendrán la oportunidad de aprender sobre el cambio climático

Más allá de las instituciones norteamericanas, un grupo ambientalista llamado 350.org le pidió específicamente a Francisco que instruya al Banco Vaticano para que se desprenda de sus activos en combustibles de origen fósil.

“Ahora que el Papa ha dejado en claro cuál es su visión, las que tienen que entender ese cambio son las diferentes fuerzas, progresistas y conservadoras, que operan en el Vaticano y en el seno de la Iglesia Católica”, dijo Yossi Cadan, uno de los líderes de 350.org.

El petróleo, la gran tentación

Las enseñanzas de la encíclica “Laudato sí'” pusieron en tela de juicio las inversiones de las organizaciones católicas de Estados Unidos en empresas dedicadas al petróleo y el gas.

Lea también: Francisco pide “revolución cultural” para salvar el planeta

Varias organizaciones progresistas de monjas y sacerdotes exigen a las empresas de energía que sean más socialmente responsables, aunque ese activismo todavía no arraigó a nivel de las arquidiócesis.

Pese al contexto conservador de la Iglesia norteamericana, la Arquidiócesis de Chicago, a cargo de un obispo nombrado por Francisco, dijo que reexaminará sus más de 100 millones de dólares invertidos en combustibles fósiles.

Lea también: Obama admira al papa Francisco por su mensaje “claro y fuerte” sobre cambio climático

?>