O´Malley pide combatir “retórica de odio” de Donald Trump

 Precandidato demócrata confía en dar sorpresa con nominación presidencial del partido

Washington.- El exgobernador demócrata de Maryland, Martin O´Malley, hizo un llamado este lunes a combatir la “retórica de odio” del magnate republicano Donald Trump, a la vez que prometió impulsar una agenda “progresista” para los latinos.

En entrevista exclusiva con este diario, O´Malley criticó el reciente recetario de Trump contra la inmigración ilegal, al asegurar que ésa “no es la forma de hacer que EEUU sea grande de nuevo”, como promete.

“Eso no se logra convirtiendo a la gente (inmigrante) en chivos expiatorios, ni arrojando odio contra otros seres humanos… nuestro símbolo duradero es la Estatua de la Libertad, no un muro con alambres de púa”, afirmó O´Malley, quien se describe como el candidato demócrata con la agenda más progresista en la contienda.

“Durante décadas confrontamos a la Unión Soviética por construir muros para separar a la gente ¿y ahora la visión de EEUU de Trump es construir muros?”, ironizó O´Malley, descendiente de inmigrantes irlandeses y alemanes.

Lea también: Trump, familias unidas pero tienen que irse

A su juicio, todos los políticos tienen la “responsabilidad” de combatir la retórica “peligrosa” de Trump, la cual calificó de “peligrosa” porque crea un ambiente de “odio y miedo” en el país.

Sus políticas económicas, continuó O´Malley, son “excluyentes” y benefician principalmente a los ricos.

¿Sorpresa para 2016?

Por otra parte, O´Malley dijo confiar en que ganará la nominación presidencial del Partido Demócrata, pese a que su principal rival, Hillary Clinton, sigue liderando en las encuestas.

Al señalar que ha trepado en las encuestas en Iowa, O´Malley recordó que la historia electoral de EEUU está repleta de ejemplos de candidatos relativamente desconocidos que lograron conquistar a la maquinaria demócrata y a los votantes en las urnas.

Lea también: De nuevo sugieren cambiar ciudadanía por nacimiento

Puso como ejemplo al propio presidente Barack Obama que, en 2008, se alzó con la nominación frente a Clinton que al principio se perfila como la “candidata inevitable”.  Le alienta ver cómo ha subido en las encuestas en Iowa, donde pasó del 1% en la preferencia de votantes hace dos meses al 7% en la actualidad.

Para darse a conocer ante el electorado nacional, su campaña está ampliando su presencia en estados como Iowa y New Hampshire, además de que O´Malley viajará por primera vez a Las Vegas (Nevada) el próximo miércoles, donde dará un discurso ante la convención de la influyente federación sindical AFL-CIO.

Su mensaje ante los sindicalistas, claro está, tendrá un énfasis en asuntos económicos como el combate a la desigualdad salarial, y mayores oportunidades de empleo y de acceso a la universidad para jóvenes.

Son, por lo demás, asuntos que resuenan entre la estrujada clase media en EEUU donde, según O´Malley, el 70%  de los estadounidenses está ganando lo mismo –o menos- que hace una década.

“En resumen, queremos que nuestra economía funcione para todos de nuevo, en vez de conformarnos con una economía que deja atrás cada vez a más personas”, subrayó.

Pero en el encuentro de Nevada también tendrá competencia de Clinton y del senador independiente de Vermont, Bernie Sanders.

Lea también: Christie quiere limitar derecho a ciudadanía para hijos de indocumentados

En todo caso, el primer debate presidencial entre los cinco principales candidatos demócratas en octubre próximo, dará a los votantes la oportunidad de comparar agendas, dijo O´Malley

Promesas para latinos

Como gobernador de Maryland, O´Malley firmó el “Acta de Dreamers” para que los estudiantes indocumentados pudiesen pagar matrícula como residentes estatales, y también promulgó una ley para dar licencias de conducir a indocumentados.

El año pasado, en medio de la crisis humanitaria en la frontera sur, criticó la política de la Administración Obama de detener a madres y niños y dio la bienvenida a centroamericanos que huían de la violencia en la región.

Ahora O´Malley promete que, si gana la presidencia en 2016, no sólo hará de la reforma migratoria una máxima prioridad en los primeros 100 días de su gobierno sino que también ampliará los alivios migratorios “para dar cabida a más personas”.

Los alivios migratorios anunciados por Obama en noviembre pasado permanecen estancados en los tribunales.

Lea también: Las 15 metas de Martín O’Malley para “reconstruir el Sueño Americano”

La reforma migratoria como urgencia económica y de seguridad nacional figuran en las 15 metas que O´Malley presentó la semana pasada en Iowa.

El exgobernador de Maryland dejó en claro que, si bien tiene una amplia trayectoria de trabajar con la oposición, un Congreso ahora dominado por los republicanos “no es para siempre”.

“No podemos meternos en una camisa de fuerza y suponer que este Congreso republicano estará allí para siempre… la gente quiere nuevo liderazgo porque está cansada del gobierno nacional. Para la elección del próximo año yo ofrezco un mensaje de inclusión… y espero ganar”, puntualizó
O´Malley.