Rubio promueve plan económico en Detroit

Su recetario favorece más a los ricos, aseguran expertos  
Rubio promueve plan económico en Detroit
El senador republicano dijo que Cuba ayuda a Corea del Norte a evadir sanciones de la ONU.

Washington.- El senador republicano por Florida y precandidato presidencial, Marco Rubio, acudió este jueves a Detroit, cuna de la industria automovilística, para promover un plan económico que, según expertos, favorece más a los ricos.

Rubio presentó su plan de cuatro puntos durante una gira por Detroit (Michigan), una emblemática ciudad que logró salir de la ruina tras la “Gran Recesión” gracias a la intervención del gobierno.

Rubio aseguró que, si gana la presidencia en 2016, su máxima prioridad económica será poner en marcha una reforma tributaria que  haga énfasis en el crecimiento de la economía y el fortalecimiento de las familias.

“Si continuamos aferrándonos a un obsoleto código tributario, un fallido sistema de educación superior, y numerosas políticas que dificultan el crecimiento de los negocios y las oportunidades, entonces seremos la primera generación en la historia en entregar a nuestros hijos un EEUU más débil”, advirtió Rubio ante el influyente Club Económico de Detroit. .

Su plan se apoya en la reforma del sistema de impuestos, que disminuiría la tasa tributaria de las corporaciones del 35% al 25%, y la desgravación al 100% por cada dólar invertido en las compañías y pequeños negocios, incluyendo la compra de equipos.

Además, Rubio propone un incremento del crédito tributario para familias con hijos de $1,000 a hasta $2,500 por hijo, y la creación de dos corchetes, o categorías, para la recabación de impuestos, del 15% y 35%.

Rubio apoya la eliminación de la sanción para parejas casadas que declaran conjuntamente sus impuestos.

Fiel al libreto conservador, Rubio también prometió reducir las regulaciones federales que, a su juicio, interfieren con el crecimiento de la pequeña empresa.

Asimismo, Rubio expresó su apoyo a los acuerdos comerciales que negocia EEUU con los países de la cuenca del Pacífico, como una estrategia para ampliar las exportaciones y reducir los costos para los negocios.

Críticas al plan

Rubio recurrió a dos personajes ficticios de la industria, David, un pequeño empresario, y Danielle, su recepcionista y madre soltera, para promover las virtudes de su plan para una “Nueva Economía Estadounidense”.

Pero los demócratas de inmediato ridiculizaron su plan -también puesto en duda por el Wall Street Journal-, al señalar que David y Danielle terminarían pagando más impuestos.

“Terminarían pagando más impuestos, perderían su cobertura de salud, y quizá no podrían ayudarle a sus hijos con los gastos universitarios”, dijo una portavoz del Comité Nacional Demócrata, Christina Freundlich, quien recordó que Rubio se opuso al rescate de Detroit en 2009.

En declaraciones a este diario, Angela Kelley, una experta del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), explicó que el plan de Rubio, al igual que planes similares del Partido Republicano, es una apuesta de redistribución de ingresos en la que solo ganan los ricos.

El plan “deja de lado a los trabajadores promedio, particularmente a los latinos. No vemos cómo Rubio piensa responder a los problemas que afectan a los trabajadores, especialmente el estancamiento y los bajos salarios”, dijo Kelley, directora ejecutiva del Fondo de Acción del CAP.

Los latinos, en general, están desproporcionalmente representados en los sectores de bajos salarios.

El ingreso medio para los hispanos en 2013 fue de unos $41,000, en comparación con el de $55,000 para los blancos, y de $52,000 para otros grupos étnicos.

En busca de apoyo

El Club Económico de Detroit es una parada obligatoria para candidatos que quieren mantenerse viable en la contienda presidencial de 2016 y buscan recabar fondos electorales.

Otros rivales republicanos en la contienda, como Jeb Bush, John Kasich, y Rand Paul, ya se adelantaron a Rubio en sus presentaciones ante el prestigioso club.

Aunque Rubio se mantiene entre los primeros lugares de los 17 precandidatos presidenciales republicanos, según el promedio de encuestas de Real Clear Polítics, éste carece de una maquinaria fuerte y engrasada en Michigan, donde apenas ha recaudado $58,831, según datos oficiales.