Galletas papales que se venden como pan caliente

En Belmont en el centro de El Bronx se confeccionan galletas con el rostro del pontífice Francisco
Galletas papales que se venden como pan caliente

Fue la argentina Natalia Corridori (37) la de la idea de las galletas con la cara del Papa que se venden como pan caliente en el sector italiano cerca a Arthur Avenue en El Bronx. Pero el primer homenajeado fue Benedicto, el pontífice alemán, cuando vino a la ciudad en 2008. Corridori, la administradora de la panadería Artuso Pastry Shop, les propuso a sus jefes que hicieran lo mismo que ya habían hecho con jugadores de los Yankees como Derek Jeter y Alex Rodríguez.
“Mi patrón dijo que era una buena idea. Llevamos doscientas galletas al estadio y se vendieron en menos de una hora. En un día normal se venden hasta veinticinco con las caras de los beisbolistas”, cuenta Natalia.

09-02-2015_006_galletas
Enorme sería la alegría de la joven que emigró de Buenos Aires en 1982 de repetir las galletas con la cara de su famoso y querido coterráneo, Jorge Mario Bergoglio, quien hasta antes de mudarse al Vaticano y como cardenal era hincha de San Lorenzo, montaba en autobús y calzaba zapatos muy gastados.
“Cuando el Papa fue elegido fue motivo de orgullo porque soy católica y argentina”, dice Natalia. “También para mis compañeros mexicanos, dominicanos y puertorriqueños”. Cuenta que con la elección de Francisco se reactivó la idea de la galleta y ha sido la más popular.

09-02-2015_034_galletas
Natalia calcula que galletas con las caras de los dos papas se han hecho entre quince mil y veinte mil, pero para este mes cree que confeccionarán hasta diez mil. “La gente no para de ordenar. Comentan y vienen desconocidos a buscarla. También piden de las iglesias, de las organizaciones comunitarias y vecinos del barrio”, expone Natalia quien además cuenta con orgullo que su abuelo italiano Hugo Corridori, antes de mudarse a Argentina, trabajó como contador en el Vaticano cuando el Papa era Pío XII.

Receta para el sabor

Sergio Hernández, (47) el jefe de los panaderos lleva 17 años en Artuso Bakery. Describe que la galleta es la tradicional de vainilla, que en vez cubrirse de negro y blanco como la tradicional Black&White neoyorquina, solo se le pone la cubierta blanca en un lado con el método del glaseado y encima una capa de ‘marshmallow’ (malvaviscos) que se absorbe.
La capa se logra así: los cartuchos de una impresora especial en lugar de tinta de colores tienen colores comestibles que se imprimen en una hoja también comestible. Luego la imagen se separa de la hoja y se pega encima de la capa blanca de la galleta que la absorbe, casi milagrosamete.
Hernández es católico y creyente. Muestra en la esquina de la panadería la cruz de madera y una imagen de la Virgen de Guadalupe. Su abuelo y su padre fueron panaderos lo mismo que sus hermanos en México. “Ver al Papa sería una experiencia única, pero se ve difícil ganar la lotería”, reflexiona el residente de Yonkers.
“Me gusta este Papa porque es más humilde, no le gustan los lujos, prefiere los autos normales, vive con los demás cardenales en el Vaticano”, opina Hernández. También le atrae que le gusta el fútbol como a cualquier latinoamericano. “Son las mismas pasiones de los seres humanos”.

09-02-2015_026_galletas
La vendedora mexicana Susana Torres (23) trabaja desde los quince años en la panadería Artuso, aunque dejó el trabajo tres años mientras tuvo a sus dos hijos. Creció católica y asiste a la misa. “Me gusta que el Papa Francisco sea más abierto en sus ideas. Habla de temas cercanos a la gente como la sexualidad, el perdón y la compasión. El anterior no hablaba de esas cosas”.
Torres cuenta que hay muchos hispanos que pasan de largo y no saben de las galletas. Que si las vieran les gustaría comprarlas. Mientras tanto, dice que se venden mucho a gente que viene de otros estados o a los católicos del área, incluidos los abuelos italianos que todavía se ven en este vecindario. El Papa realizará una gira por Estados Unidos del 22 al 27 de septiembre y estará en Nueva York el 24 y 25.

Alrededor de la web