Vendedores ambulantes piden más licencias a la Ciudad

Solicitan al Concejo Municipal que promulgue una ley para que se levante el límite de licencias para operar carritos de comida
Vendedores ambulantes piden más licencias a la Ciudad
Vendedores ambulantes se congregaron en Manhattan / Cristina Loboguerrero

Para la vendedora ambulante Julia Chique subsistir se le ha vuelto un reto diario. Aunque tiene el permiso para vender comida no tiene la licencia para tener un carrito, por lo que tiene que alquilarlo. Al final de la jornada todo lo que le queda son $40 de ganancia.

“Trabajo los siete días de la semana de 11 de la mañana a 8 de la noche. Tengo que mantener a mis cuatro hijos”, dijo la ecuatoriana, cuyo puesto de comida está en Corona, Queens, desde hace 14 años.

La historia de Chique es sólo un ejemplo de los cientos de vendedores ambulantes de la ciudad de Nueva York que se unieron este martes en el Bajo Manhattan para pedir al Concejo Municipal que promulgue una ley para que se levante el límite de licencias  y poder facilitar su trabajo.

Nilda Suárez abona $300 por subalquilar el permiso para el carrito con el que se para a diario en Jackson Heights, para vender tamales mexicanos. Luego de pagar las deudas sólo le quedan $45 por jornada de duro trabajo.

El mercado negro del subalquiler de carritos de comida es una práctica que se viene realizando desde hace años debido a que el otorgamiento de nuevas licencias se congeló en 1979, y sólo se renuevan cada año una 5,000 que ya fueron expedidas. Se estima que actualmente hay más de 20,000 vendedores callejeros en la ciudad de Nueva York.

Otro problema que enfrentan los vendedores es la persecución por parte de la Policía, de la que dicen ser víctimas, .

“A mi me persiguen más que a un criminal”, exclamó Horacio Pérez, que vende perros calientes en el área de Harlem. “Hasta el momento tengo una deuda de más de $3,000 de una serie de multas que me dieron a comienzos de año y que hasta el momento no he podido pagar”.

La organización Proyecto Vendedores Ambulantes del Centro para Justicia Urbana que agrupa a más de 2,000 personas de la industria esta abogando ante el Concejo para que levante el límite.  “Los vendedores ambulantes son la columna vertebral de la ciudad de Nueva York”, dijo Sean Basinski, director del mencionado grupo.

“Facilitándoles a los vendedores ambulantes que su trabajo sea legal en las calles de la ciudad, no sólo se les mejorará la vida,  sino que se da la clara posibilidad de crear más fuentes de trabajo”, subrayó Basinski.

Un portavoz del Concejo Municipal dijo que se está trabajando actualmente sobre un borrador para promover una legislación que favorezca a los vendedores ambulantes, y que además la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark Viverito, “ apoya un aumento en las licencias para vendedores y cree que estas expandirán las oportunidades para los comerciantes de la industria”.   No se especificó cuando sera presentado el proyecto.

Entre tanto, el concejal Carlos Menchaca coincidió en que “las leyes que rigen a los vendedores ambulantes deben reformarse ahora. Estoy comprometido a introducir reformas legislativas con el apoyo de la presidenta del Concejo”.

 Vendedores ambulantes en números

  • 5,000 licencias expide la Ciudad.
  • 20,000 aproximadamente el número vendedores que hay actualmente en las calles.
  • $200 el valor de una licencia expedida por la Ciudad
  • $300 a $20,000 se paga semanalmente por el sub alquiler de la licencia en el mercado negro