Alcaldía e Iglesia Católica se unen para acoger a desamparados

El cardenal Dolan anunció 150 camas para las personas que viven en calle. La ciudad espera conseguir 500 en total antes del invierno
Alcaldía e Iglesia Católica se unen para acoger a desamparados
El cardenal Dolan y el alcalde hicieron el anuncio en El Bronx.
Foto: Suministrada / Crédito: Flickr.com/nycmayorsoffice

Nueva York – A la sombra del refugio San Antonio, de los padres franciscanos en El Bronx, el arzobispo Timothy Dolan anunció que la Iglesia acogerá a 150 desamparados. Trabajando con la Ciudad, organizaciones católicas entregarán camas y servicios sociales a hombres y mujeres que estén en la calle, a través de la iniciativa “Opening Doors” (“Abriendo puertas”).

“Es un placer sumarnos al alcalde De Blasio en esta importante colaboración para asistir a algunos de los neoyorquinos más vulnerables que en la actualidad llaman a las calles de nuestra ciudad su hogar”, dijo el cardenal Dolan.

El Alcalde, en tanto, hizo referencia a la llegada del Santo Padre a Estados Unidos. “La visita del Papa Francisco es un tiempo para refleccionar en nuestra humanidad común y las obligaciones que tenemos con los otros”, comentó De Blasio. “Demasiado seguido nuestros desamparados son estigmatizados, aislados y deshumanizados. Debemos recordar que son humanos como nosotros viviendo una crisis”.

La Alcaldía espera contar con 500 camas para desamparados repartidas por los cinco condados antes de que comience el invierno. Además de las 150 que comprometió la Iglesia Católica, otras instituciones religiosas ya aseguraron que contribuirán con 300 camas.

Los centros que serán parte del programa “Opening Doors” entregarán entre 10 y 19 camas cada uno, además de alimento y servicios sociales en distintos barrios. Cada uno tendrá personas de seguridad y administración, el que se sumará a equipos de trabajadores sociales y psicólogos del Departamento de Servicios a Desamparados, los que recorrerán los diversos hogares.

“El apoyo de la Iglesia es extremadamente importante en nuestros esfuerzos para reducir el número de gente viviendo en las calles de la ciudad de Nueva York”, dijo el comisionado de Desamparados Gilbert Taylor. “La compasión y dedicación de organizaciones espirituales cumple un rol central en entregar un lugar seguro para dormir y servicios necesarios”.