Así te califican al conocerte

La primera impresión que causas en los demás cuenta mucho; el inconveniente es que ocurre en apenas unos cuantos segundos
Así  te califican al conocerte
La primera impresión es la que cuenta, pero se forja en segundos.
Foto: Shutterstock

Pensemos en una situación modelo: una entrevista de trabajo. Para acudir a tu cita buscas el traje formal que te quede mejor, los zapatos que le combinen perfectamente (bien limpios, por supuesto), eliges el bolso que sólo por ser de tal o cual marca le combina a cualquier outfit y también te ocupas de peinado, maquillaje, manicure y el resto de los accesorios. ¿Todo este esmero es para qué? Para causar una buena primera impresión.

No sólo porque hemos escuchado que la primera impresión es la que cuenta, queremos lucir impecables en un primer encuentro con alguien -que es o podría ser- importante para algún aspecto de nuestra vida; también lo hacemos porque nuestra naturaleza social nos sugiere que causar una buena impresión en nuestro primer día de escuela, en nuestra primera cita con la persona que nos gusta, ennuestro primer día en ese nuevo trabajo o durante nuestra primera cena con los suegros (o futuros suegros), nos ayudará de alguna manera a establecer una relación positiva.

Todo ello está muy bien. El único inconveniente es que las personas que recién te conocen se forjan una imagen de ti en menos de lo que te imaginas, en cuestión de segundos. Y lo hacen en función de sus propias experiencias anteriores y de sus prejuicios, en un hecho que los psicólogos llaman thin slicing (rebanado fino).

Te sorprenderá saber estos 5 aspectos que una persona supone de ti en los primeros segundos de conocerte:

  1. Si eres inteligente. Un estudio de la Loyola Marymount University afirma que usar lentes gruesos, hablar expresivamente y mirar a los ojos a tu interlocutor da la impresión de inteligencia.
  2. Si tienes espíritu aventurero. Lo que se ve en tu forma de caminar. Según una investigación de la Universidad de Durham, las personas que caminan libremente y de manera más flexible, son más audaces que quienes caminan más rígidos y apretados.
  3. Si eres una persona de fiar. Algo tan importante como tu capacidad de generar confianza se  decide en una décima de segundo, según un estudio publicado en la revista Psychological Science.
  4. Si te gusta “la vida loca”. En este aspecto lo que te delata son los tatuajes. De acuerdo con la publicación británica Science Direct, las mujeres con tatuajes visibles son percibidas como menos atractivas, más promiscuas y hasta con mayor tendencia a emborracharse. ¿Qué te parece el prejuicio social?
  5. Si tu nivel económico es alto. Aquí es donde ese bolso caro o esos zapatos que todavía sigues pagando, valen la pena (if so).  Según una investigación holandesa, las personas sí notan cuando tu ropa tiene un distintivo de la marca y si se trata de ropa cara o no. Es importante decir que no consideran que eso te haga más o menos inteligente, o más o menos confiable; sólo te clasifican dentro de un estatus económico. Queda claro que los grandes diseñadores que inundan sus prendas o accesorios con el logo de su marca, saben bien esto.