¿Qué hacer antes de comprar un auto?

Ojo con la financiación, te puede salir muy cara
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Qué hacer antes de comprar un auto?

La Oficina de Protección al Consumidor Financiero (CFPB en sus siglas en inglés)  anunció el lunes que había tomado dos acciones distintas contra Fifth Third Bank. Una por préstamos para autos discriminatorios con las comunidades latinas y afroamericanas y otra por problemas con sus tarjetas de crédito. En el caso de los préstamos para comprar carros, el CFPB no solo ha pedido que se cambien las políticas de este banco sino que también han ordenado la devolución de $18 millones a clientes de estas dos minorías a los que se daban créditos más caros que al resto.

Aunque las autoridades, y sobre todo el CFPB están investigando mucho actividades ilegales en el sistema financiero, los clientes y sobre todo los latinos y afroamericanos tienen que estar especialmente atentos a la hora de evitar abusos.

Desde el Center for Responsible Lending (CRL), Charlene Crowell, explica qué hacer cuando quieres comprar un carro y evitar sobreprecios o costos innecesarios.

Haz un presupuesto. Antes de embarcarte en un acuerdo como este mira todos tus gastos corrientes y “decide cuánto puedes gastar en el carro y los pagos de las cuotas mensuales”.

Separa la compra de auto de su financiación. “Mucha gente va al concesionario de carros esperando automáticamente que le financien la compra”, explica Crowell. Normalmente estos no ofrecen los mejores acuerdos y el comprador debe ir a bancos y mejor aún, a credit unions que no tienen fin de lucro, para mirar qué ofertas pueden hacer tanto en interés como en condiciones de pago. Negociar un préstamo es básico pero buscar entre distintas opciones es muy importante porque como dicen desde el CRL, incluso aunque los latinos negocian con los concesionarios, muchas veces terminan pagando más que el resto.

Vigila los plazos. “Lo mejor es dar un pago inicial lo más elevado que puedas para devolver el préstamo en el menor tiempo posible”, aconseja Crowell. “Cuando los pagos se extienden cinco años se paga más en intereses que en principal, especialmente si el carro no es nuevo”. Recuerda que en los primeros meses es cuando se pagan más intereses, cuanto más se alarga más caro te sale.

Si pagas en cash, negocia. “Si arreglas la financiación fuera del concesionario, en esencia estás ofreciendo una compra en cash y eso te abre la puerta a negociar el precio del carro”, explica esta experta del CRL.

Determina los servicios que quieres. Muchas veces en las financiaciones te cargan servicios, con su correspondiente cuota, que no añade mucho a la compra pero cuestan dinero, explica Crowell. Esta experta te anima a que mires los términos de la garantía para saber qué tienes cubierto ya.  Los carros nuevos tienen garantía, los certificados usados también para algunas cosas.