A Matthysse ‘no le salió nada’ anoche y terminó de rodillas

Postol rompe los pronósticos y noquea al favorito argentino en el StubHub de Carson, California

A Matthysse ‘no le salió nada’ anoche y terminó de rodillas
Viktor Postol mantuvo a distancia a Lucas Matthysse con su largo jab de izqueirda.
Foto: Getty Images / Getty Images

El argentino Lucas Matthysse volvió a dejar pasar el tren de su consagración definitiva  al caer de manera categórica por nocaut en diez asaltos frente al ucraniano Viktor Postol.

Favorito en las apuestas y con mucho más nombre y experiencia, Matthysse nunca pudo hacer válido el argumento de su pegada destructiva con la que ha noqueado a 34 rivales en 37 victorias y en cambio fue él el que se fue por la vía del sueño de manera sorpresiva.

boxeo

Dirigido por el laureado entrenador Freddie Roach el ucraniano se proclamó nuevo campeón del peso superligero, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB) con el plan elemental de hacer valer su mayor estatura (11 centímetros) y su largo alcance, para dominar el pleito.

El combate se disputó en el StubHub Center de Carson (California) ante más de ocho mil espectadores y  los rivales estelares de la noche se disputaban la corona que dejó vacante Danny García.

“No me salió nada esta noche”, destacó Matthysse. “Todo lo contrario de lo que le sucedió a mi rival, que es un buen campeón y lo felicito”.

La derrota dejó a Matthysse con marca de 37-4, incluidos 34 KO’s y la frustración de haber perdido una segunda oportunidad después de haber caído  ante Danny García en 2012.

El argentino representado por Golden Boy Promotions dilapida asimismo la opción de una pelea millonaria que habría dejado a salvo su futuro.

Por su parte, Postol, que mejoró su marca de invicto a 28-0, con 12 triunfos conseguidos por la vía del nocáut, alabó la gran clase de Matthyse.

Hasta ese momento, el combate estaba a favor de Matthysse que había colocado más golpes, pero en su afán por asegurarse la victoria intentó de nuevo meterse en la guardia de Postol con un doble directo de izquierda. El púgil ucraniano esperó y sorprendió con una derecha demoledora.

Matthysse se quedó con una rodilla en la lona y escuchó la cuenta de 10 de protección del árbitro de la pelea cuando tan sólo faltaban dos segundos para el final del décimo asalto.