Anuncian campaña nacional contra ICE para exigir cese de deportaciones

Campaña coincidirá con primer aniversario de anuncio de alivios migratorios para hasta cinco millones de indocumentados
Anuncian campaña nacional contra ICE para exigir cese de deportaciones
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

WASHINGTON, D.C. – Activistas pro-inmigrantes llevarán a cabo protestas y actos de desobediencia civil el mes próximo, cuando se cumpla el primer aniversario del anuncio de los alivios migratorios, para denunciar el continuo maltrato y las deportaciones de inmigrantes indocumentados a manos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), informaron este martes los organizadores.

Las protestas, programadas para la semana del 20 de noviembre, tienen el objetivo de llamar la atención a la escalada de “agresiones” contra los indocumentados mientras los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama siguen frenados en los tribunales, según explicó la campaña “#Not1More”.

Represión de indocumentados

Tania Unzueta, activista de la campaña, dijo que la expansión parcial del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 “no es suficiente” cuando los inmigrantes indocumentados “aún están siendo sometidos a un trato cruel” en los centros de detención, y afrontan la amenaza de la deportación.

Las acciones ejecutivas de Obama no sólo no resolvieron el problema de inmigración en EEUU sino que “simplemente hicieron que la criminalización y separación de las familias inmigrantes se volviera menos visible”, argumentó.

Por su parte, Marisa Franco señaló que lo mejor que pueden hacer los precandidatos presidenciales demócratas, que han prometido ampliar los alivios migratorios, es “urgir al presidente (Obama) que ponga en marcha ahora las correcciones prometidas”.

En la lista de abusos de ICE, la campaña “#Not1More” cita el caso del sindicalista de Portland (Oregon), Francisco Aguirre, quien afronta cargos federales por haber reingresado ilegalmente a EEUU tras haber sido deportado hace más de 15 años, y el caso de Christina Lopez, una mujer transgénero que ha sufrido negligencia médica en un centro de detención.

También destacan el caso de Gustavo Barahona Sánchez y José Adán Fugón Cano, dos indocumentados que fueron detenidos por ICE en Leesville (Louisiana) en mayo pasado y afrontan la deportación.

Los activistas aprovecharán la fecha del 20 de noviembre para también conmemorar el “Día Nacional de Transgéneros”, por los que son asesinados cada año o sometidos a actos de violencia en los centros de detención.

Indocumentados en limbo permanente

Las acciones ejecutivas de Obama, anunciadas el 20 de noviembre de 2014, ampliaron el DACA para jóvenes indocumentados y crearon uno similar, conocido por la sigla en inglés “DAPA”, para adultos con hijos que son ciudadanos estadounidenses o tienen visas de residencia permanente.

Una vez implementados, ambos programas protegerían de la deportación a hasta cinco millones de inmigrantes indocumentados y les darían permisos de trabajo.

Pero en febrero pasado, un juez federal en Brownsville (Texas), Andrew Hanen, se puso de lado de los 26 estados que demandaron a la Administración Obama y frenó la puesta en marcha de los alivios migratorios.

La Administración Obama apeló el fallo de Hanen ante el quinto circuito de apelaciones, en Nueva Orleans (Louisiana),  que escuchó los argumentos de ambas partes en el litigio en julio pasado, y aún no se han pronunciado al respecto.

Los 26 estados demandantes, y grupos conservadores que los apoyan, argumentan que la Administración Obama se ha excedido en sus poderes ejecutivos, mientras que grupos cívicos de la comunidad inmigrante replican que la Casa Blanca actuó dentro del marco legal.

Cualquiera que sea la decisión del tribunal en Louisiana, lo más probable es que el caso llegue hasta el Tribunal Supremo en Washington, lo que disminuye la posibilidad de que los alivios migratorios entren en vigor antes de que Obama abandone el poder en enero de 2017.

Alrededor de la web