El Bronco, en el centro de las miradas rumbo a la Presidencia de México

Jaime Rodríguez Calderón logró llegar a la gubernatura de Nuevo León, sin el apoyo de la televisión
El Bronco, en el centro de las miradas rumbo a la Presidencia de México
Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco".
Foto: Archivo / Getty Images

México – Aunque faltan casi tres años para las elecciones presidenciales en México, la cuenta regresiva ya ha empezado para el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, alias “el Bronco”, quien deberá demostrar en los hechos que es una opción para competir por “la grande” con los partidos tradicionales.

El Bronco asumió el domingo como gobernador del norteño estado de Nuevo León tras ganar los comicios del 7 de junio pasado sin el respaldo de un partido y con 49% de los votos, más que lo que obtuvieron juntos sus rivales de las dos principales fuerzas políticas.

La contundencia de su triunfo como candidato independiente -una figura que se estrenó en México en el pasado proceso electoral gracias a una reforma promulgada en 2014- y su encendido discurso contra los políticos lo han puesto en el centro de las miradas rumbo a la residencia presidencial de Los Pinos.

Este ingeniero agrónomo de 57 años, quien hasta hace poco decía no tener planes de buscar la Presidencia, aseguró hoy que en su momento tomará una decisión en función de lo que la gente piense de él.

Hasta entonces, el Bronco tiene menos de tres años para demostrar que es verdaderamente independiente, a pesar de sus más de tres décadas de militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y capaz de llevar a la realidad todo lo que ha prometido.

Pero el desafío no es menor en un estado como Nuevo León, el estado más industrializado del país, que durante los últimos años ha sido golpeado por la violencia del crimen organizado y ahora está al borde de la bancarrota, según ha denunciado el propio Rodríguez.

Desde su triunfo, el Bronco ha prometido “salvar” a Nuevo León y convertir el estado en la cuna de una revolución de conciencias en todo el país, “limpiar la casa” y llevar ante la justicia a los políticos que se han enriquecido con sus cargos.

También prometió gobernar al lado de los ciudadanos y construir un “puente” para cerrar la brecha entre ricos y pobres sin ayuda de las cadenas de televisión, a las que dijo no dará ni un solo peso para promover su Gobierno (2015-2021).

“Vamos a demostrar con hechos que haremos las cosas bien” y “no traicionaré su confianza”, afirmó hoy a través de su cuenta de Twitter.

Pero “del dicho al hecho hay mucho trecho”, como dice el refrán, y aunque este político logró despertar el interés de un electorado cansado de los partidos, una eventual candidatura independiente a la Presidencia dependerá de su capacidad de dar resultados concretos.

Aunque el poeta y activista Javier Sicilia, quien conoce personalmente al político, lo describió recientemente como un hombre “honesto y valiente”, no le auguró un buen papel al frente de Nuevo León, al considerar que se quedará atrapado en un sistema “muy corrompido”.

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y quien prepara su tercera candidatura a la Presidencia en 2018, ya ha dirigido los dardos hacia el Bronco.

“Mucho ojo, no se equivoquen, el Bronco encarna el salinismo, es independiente del pueblo, no de la mafia en el poder”, afirmó en Twitter al aludir al expresidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

Otras figuras como Xóchitl Gálvez, exministra y desde la semana pasada jefa de la demarcación más rica del Distrito Federal, han puesto en duda la independencia de un político que durante más de 30 años militó en el PRI.

Analistas políticos han señalado que poderosos empresarios del estado han impulsado al político, cuyo carisma y lenguaje franco le han permitido ya encabezar la lista de posibles candidatos independientes para 2018.

Según una encuesta reciente, Rodríguez es conocido por 42 % de los ciudadanos, seguido de lejos por el excanciller Jorge Castañeda con 20% y el exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Juan Ramón de la Fuente con 18%.