Nuevos fondos para la MTA permitirían cambiar las metrocards

Estos financiarán, entre otras innovaciones, desde la línea de la Segunda Avenida hasta más letreros con los tiempos de espera.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Nuevos fondos para la MTA permitirían cambiar las metrocards

Nueva York- Boris Santos, profesor de primaria en una escuela de Far Rockaway, está contento. En su viaje diario desde Williamsburg, suele ver los vagones llenos, pero cree que el nuevo plan de capitales de la MTA permitirá mejorar esta situación. “Una cosa para mí es estar apretado sin asiento, y aplastado por otros pasajeros, pero cuando veo a una mujer embarazada o a un discapacitado que no puede sentarse, pienso “¿Cómo podemos arreglar esto?”, comenta Santos. “¡Ahora podremos!”.

Porque, luego de meses de tiras y aflojas, comentarios a través de los medios y críticas por parte de activistas, el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill De Blasio llegaron a un acuerdo para financiar el plan de capitales de la MTA, iniciativa que solventa una serie de trabajos de mantenimiento e innovación en los trenes y buses de la ciudad.

“Esto permitirá tres cosas: renovar, mejorar y extender nuestros servicios”, dice el portavoz de la MTA Kevin Ortiz. “Aunque es importante aclarar que no porque estos proyectos estén financiados, significa que serán completados en el periodo de este plan”.

El estado de Nueva York acordó añadir $8,300 millones y la ciudad dará $2,500 millones, en una iniciativa que gastará en total $26,100 millones en los próximos cinco años.  Uno de los cambios que se podrán financiar con este dinero es el reemplazo de la Metrocard, la tarjeta de pago, que podría ser cambiada por una tarjeta de contacto o incluso por un sistema a través de teléfonos inteligentes. Se espera que esto sea una realidad para 2022 o 2023.

Además, habrá mil nuevos vagones de metro, se renovarán estaciones, se reemplazarán 84 millas de líneas y se comprarán casi 2,000 nuevos buses. La MTA también espera tener intercomunicadores para ayuda en todas las estaciones para 2019 y letreros con los tiempos de espera en los andenes.

Entre los proyectos de más grueso calibre que se beneficiarán también está la construcción de una nueva fase del metro que recorrerá la Segunda Avenida y el acceso del Metro North en Penn Station.

Mientras tanto, grupos de usuarios aplaudieron el acuerdo. “Es el programa capital de la MTA más grande y mejor financiado desde que éstos comenzaron en 1982”, dice Gene Russianoff, vocero de Straphangers Campaign. “Apoyamos este acuerdo, pero necesitamos saber más de la fuente exacta de los $8,300 millones del estado y los $2,500 de la ciudad”.

“Debemos estar vigilantes y mantenernos atentos a cómo la ciudad y el estado paguen este plan, desde dónde venga el dinero”, comenta Rebecca Bailin, de la agrupación Riders Alliance. “Nuevas fuentes de ingreso que ayuden a que los pasajeros no tengan que pagar estas mejoras de su bolsillo deberían ser parte de esto”.

 

Alcalde recibe más poder

El alcalde Bill De Blasio aceptó el trato, pero puso condiciones para asegurarse que el dinero se utilice en la ciudad y no en otros proyectos. “Quiero que la MTA gaste dinero en cosas que realmente ayuden a los usuarios, que ayuden a que los trenes pasen más frecuentemente, para mejorar el transporte de los neoyorquinos”, dijo De Blasio. “Creo que este plan le da a la ciudad, la oportunidad de tener mucho más que decir en las decisiones de la MTA”.

 

Algunas mejoras

  • $2,700 millones comprarán 1,000 nuevos vagones de trenes
  • $3,000 millones serán utilizados para renovaciones de estaciones.
  • $2,000 millones se gastarán en reemplazar 84 millas de vías férreas.

Alrededor de la web