Sospechoso de tráfico sexual se declara no culpable en Brooklyn

Ramírez-Granados fue capturado por el trabajo conjunto del Departamento de Seguridad Interior (Homeland) y la Policía federal de México.

Un mexicano, supuesto miembro de una red de prostitución, se declaró el miércoles no culpable en la Corte Federal de Brooklyn por cargos de tráfico sexual, entre otros. Paulino Ramírez-Granados, quien desde 2010 estaba en la lista de los diez criminales más buscados por las autoridades de inmigración (ICE) fue extraditado desde Tenancingo, México el 31 de marzo.

Ramírez-Granados fue capturado por el trabajo conjunto del Departamento de Seguridad Interior (Homeland) y la Policía federal de México.

Ramirez-Granados enfrenta cargos por tráfico sexual, conspiración para importar ilegales con propósitos inmorales y lavado de dinero, entre otros.

Según documentos de la corte, entre octubre de 1998 y junio de 2011, miembros de la organización ‘Granados’ trajeron mujeres a Estados Unidos las cuales fueron forzadas a trabajar como prostitutas en Nueva York y en otras ciudades. El grupo criminal acaparaba gran parte de los beneficios, y las que se negaban a trabajar, eran golpeabas o atacadas sexualmente por miembros de la organización que también amenazaban a los familiares en México, incluyendo a los propios hijos de las mujeres.

Veinte víctimas fueron rescatadas, todas mexicanas, y además las autoridades arrestaron a una docena de miembros de la organización criminal.

Trece miembros de la organización han recibido cargos por la Corte Distrital de Nueva York por los cargos mencionados. Solo Raúl Granados-Rendón permanece fugitivo.

Cualquiera con información sobre Granados Rendón, puede llamar a la línea 1-866-DHS-2-ICE (866-347-2423).