Cinco tips para que tu perro (al fin) obedezca

Toma en cuenta que el comportamiento de tu mascota varía de acuerdo a la raza
Cinco tips para que tu perro (al fin) obedezca
Foto: Shutterstock

Todos soñamos con ese perro ejemplar que camina al lado de su guardián sin collar y que sólo le falta hablar y limpiar. Luego decidimos adoptar una mascota y resulta que es ella la que nos pasea y lo único que quiere es oler cada árbol cuando la sacamos a pasear. Ha pasado por varios cursos de obediencia y todavía hace lo que le da la gana.

Este panorama es más común de lo que piensas. El comportamiento de los perros depende de varios factores como:

  • Edad. Los cachorros, por instinto, lo que quieren es explorar. Para ellos todo es nuevo y necesitan descubrir.
  • Madurez. Puede tener tres meses o tres años y no tener la madurez que esperas. Cada perro llega a su etapa de madurez a un tiempo diferente.
  • Entorno. Un perro que vive solo con una persona mayor se comporta muy diferente a uno que viva con otros perros o niños.
  • Raza. Todas las razas o mezclas de razas tienen diferentes personalidades. Unas se caracterizan por ser más tranquilas y otras por necesitar más cantidad de ejercicio y trabajo.
  • Ejercicio. Cuando me refiero a ejercicio, no me refiero al tiempo que pasa jugando en un patio o con otros perros. Me refiero a la cantidad de tiempo que pasa su guardián diariamente practicando sus comandos básicos y sacándolo a pasear.

¿Qué hago?

perro regano

1. Si no has adoptado a la mascota aún, recomiendo que leas mucho sobre el carácter específico de la raza. En caso de que vayas a adoptar una mascota que no sea de raza, adopta una adulta.

2. Espera que el comportamiento del perro sea según su edad. No importa que haya tomado cursos de obediencia básica, intermedia o avanzada. Si el perro no tiene la edad y madurez, no puedes esperar que se comporte de cierta manera.

3. Mi recomendación es que el perro tome un curso de obediencia básica con su guardián a los tres meses, practicar sus comandos todos los días y luego buscar otro curso a los seis meses de edad.

4. Utiliza los comandos que la mascota ya sabe en el diario vivir. Muchos problemas de comportamiento, se pueden corregir con simplemente mandarlo a hacer algo que el perro ya conoce. Por ejemplo, si el perro tiende a brincar cada vez que llegas, en vez de sobarlo, gritarle y luego quejarte, debes mandarlo a sentar y darle su recompensa.

5. Practica sus comandos y sácalo a pasear con su correa puesta todo el tiempo. Uno de los errores más comunes que veo es que las personas se emocionan cuando el perro reconoce sus comandos y comienzan a practicarlo sin correa. Si el perro no tiene la madurez, en algún punto se dará cuenta de que se puede salir con la suya y corregirlo será casi imposible. La mayoría de los perros que ganan premios de obediencia pasan por un proceso de prácticas diarias estrictas con su correa puesta por más de un año.

– Mariel Calderón Álvarez, entrenadora de perros en Lucky Pet