Ya no hay que quitarse el sombrero

Algunas normas de etiqueta han cambiado con respecto al uso este accesorio tan de moda
Ya no hay que quitarse el sombrero

“Es una falta de educación, tanto en hombres como en mujeres, permanecer con un sombrero dentro de un restaurante, mientras se habla con otra persona y, en general, cuando entramos en un local cubierto”, reza una regla considerada sagrada por mucho tiempo. Pero, ¿cuánto se cumple hoy en día?

Con la cada vez más común y popular tendencia entre los jóvenes de llevar sombreros, costumbre que había sido abandonada por un buen tiempo, es normal entrar a un bar, restaurante o fiesta privada, y ver a más de un invitado con la cabeza cubierta. El asunto es que en la mayoría de los casos, esa persona no escogió ese sombrero para cubrirse del sol o del frío, sino que es un accesorio que complementa su indumentaria.

https://apis.google.com/_/scs/apps-static/_/js/k=oz.gapi.en_US.qiwlZNfLOZY.O/m=gapi_iframes,gapi_iframes_style_bubble/exm=plusone/rt=j/sv=1/d=1/ed=1/am=AQ/rs=AGLTcCOTx9ibu9g_q7SS8k8RJbj2IRQLPg/t=zcms/cb=gapi.loaded_1“En la actualidad los sombreros son un fashion statement para ambos géneros, y es parte del “look”. Pedirles que se lo quiten es igual que pedirles que se quiten los zapatos”, explica la estilista Rosario Rosado, agregando que ya no se trata sólo de los sombreros de ala ancha, sino de gorras deportivas, beanies y hasta gorros de invierno.

Como muchas otras reglas de etiqueta, las del uso de sombreros se han hecho mucho más flexibles y relajadas, quizás por desconocimiento o porque simplemente no se adaptan al ritmo de vida de hoy.

“Ya no se considera de mala educación que el hombre no se lo quite para saludar a alguien, mujer u hombre, dentro de un ascensor o mientras come, reglas que eran sagradas hace no mucho tiempo”, asegura Rosado.

shutterstock_113318998
Las reglas de etiqueta para el uso de sombreros son más estrictas en hombres que en mujeres./Shutterstock.

¿Cuándo aplican las reglas?

Pero por más modernos que seamos, existen aún ciertos casos en los que debemos regirnos por algunas normas seguidas por nuestros padres o abuelos:

  • Si estás bloqueando la vista de alguien, en una sala de cine, teatro o concierto, sé considerado/a y quítate el sombrero.
  • Cuando suena el himno nacional de un país, y en especial, el del propio país. “Esta regla aplicaba generalmente a los hombres, pero mucha gente, por desconocimiento de la regla, ve mal cuando una mujer se deja el sombrero en situaciones como estas”, asegura Susan Witt, profesora de protocolo de la Universidad de San Diego.
  • Delante de un cortejo fúnebre o al paso de una comitiva que acompaña a un funeral.
  • En la iglesia, generalmente la mujer debe tener la cabeza cubierta, pero el hombre en cambio debe tener como regla la cabeza descubierta.
  • Durante entrevistas de trabajo, reuniones laborales o cualquier evento formal relacionado con tu empleo.