Saab reinventa en Turquía el modelo 9-3

La National Electric Vehicle de Suecia licenciará la tecnología Saab 9-3 al gobierno de ese país
Saab reinventa en Turquía el modelo 9-3
El gobierno de Turquía ahorrará mucho en la compra del Saab 9-3.
Foto: Saab

NEVs y sus socios chinos llegaron a un acuerdo a largo plazo con el gobierno turco para venderles los modelos actuales del Saab 9-3.

El actual Jefe de Saab, la National Electric Vehicle de Suecia (NEVs), acaba de anunciar que licenciará la tecnología Saab 9-3 al gobierno turco, que busca desarrollar un automóvil nacional.

La punta de lanza de este esfuerzo es TUBITAK, el grupo científico y tecnológico de investigación de Turquía, que planea utilizar la ingeniería del 9-3 y su sistema de propulsión eléctrica (pero no el nombre de Saab), para poner en marcha la producción del vehículo en Turquía.

Como se recordará, el Saab 9-3 acabó su producción en 2011 junto con el resto de la gama Saab cuando General Motors cerró la división, la venta de sus partes y la tecnología con cierta dificultad por la quiebra de la automotriz.

Desde entonces, NEVs ha reiniciado la producción del modelo 9-3 en Suecia, pero no en un volumen comparable con la capacidad total que gozaban los Saab en sus mejores épocas.

NEVs ha tenido que encontrar inversores en China para mantener la producción en marcha, con la empresa y sus socios creando una nueva instalación en Tianjin, China, que tendrá capacidad para producir 200,000 unidades de una versión EV del sedan, cuya técnica y detalles siguen sin darse a la prensa.

El acuerdo con Turquía se ve como una expansión crucial para NEVs que está finalmente disfrutando de la estabilidad financiera desde que adquirió el modelo Saab 9-3. Para Turquía, la compra de la propiedad intelectual del 9-3 representa un ahorro enorme en comparación con el desarrollo de un vehículo desde cero, especialmente un modelo eléctrico.

NEVs hará algo más que proporcionar tecnología 9-3: la compañía también planea ayudar en la creación de una red de distribución para el vehículo. Se menciona una fecha de lanzamiento por el 2020 para un vehículo eléctrico de autonomía extendida, que se producirá en Turquía.

Los turcos esperan que la dinámica del 9-3 todavía sea considerada como moderna en el año 2020, dado que la plataforma subyacente tendrá 18 años de uso en ese momento y no querrá perderse ante la competencia, “como turco en la neblina”.