¡Todos a la Universidad!

¡Todos a la Universidad!
Al eliminar las barreras alrededor del SAT, veremos más de nuestros estudiantes talentosos tomando el examen, por un lado, y por el otro veremos estudiantes más relajados y mejor preparados para rendir con éxito su examen. /ARCHIVO

A principios de esta semana anuncié que, a partir del próximo año escolar, todas las escuelas secundarias de la Ciudad de Nueva York ofrecerán el examen SAT de manera gratuita a los alumnos de grado 11. Los estudiantes rendirán el examen SAT durante el día escolar en la primavera.

Como hija de inmigrantes y la primera persona de mi familia que asistió a la universidad, sé bien lo difícil que puede ser el proceso para entrar a la universidad, incluyendo el examen SAT.  Sin embargo también me doy cuenta de que para nuestros jóvenes la decisión de ir a la universidad no debería depender del vecindario donde viven o del país de donde ellos o sus padres provienen.

Es por esta razón que, con el alcalde Bill de Blasio, he asumido el compromiso de brindar acceso a la universidad para todos, bajo la iniciativa “College Access for All”, con la cual se persigue mejorar el proceso para todos, estudiantes y familias, y colocar a más estudiantes en la ruta universitaria.  A partir del año próximo la nueva jornada escolar para el SAT (“SAT School Day”) formará parte de nuestro compromiso y establecerá una verdadera diferencia para estudiantes y familias.

Esta semana cuando estuve de visita en una escuela secundaria de Manhattan, conversé con estudiantes de grado 11 sobre su experiencia con el SAT.   Isabella estaba nerviosa por el examen porque tenía que ir a tomarlo en una escuela desconocida.  Dos de sus compañeros, Sam y Samantha, estaban preocupados tanto por el costo como el material en sí del examen.   Incluso los estudiantes que calificaron para rendir el examen gratuitamente tuvieron que invertir tiempo en buscar y conseguir una exención del pago en lugar de usar el tiempo para estudiar.

Aunque los tres tomaron el SAT, otros estudiantes como ellos de la Ciudad de Nueva York no lo rindieron. Al eliminar las barreras alrededor del SAT, veremos más de nuestros estudiantes talentosos tomando el examen, por un lado, y por el otro veremos estudiantes igual que Isabella, Sam y Samantha más relajados y mejor preparados para rendir con éxito su examen.

Al ofrecer el SAT durante el día escolar a partir del año próximo, también destacamos la importancia de la planificación universitaria y los exámenes universitarios para cada estudiante y familia. De esto se trata en gran medida las iniciativas “SAT School Day” y “College Access for All”: para recordarle a todos nuestros estudiantes que ellos sí pueden emprender estudios universitarios y brindarles, tanto a ellos y a sus familias, el apoyo que necesitan para lograrlo.

Nuestras escuelas continuarán compartiendo información sobre estas iniciativas y me siento muy entusiasmada de colaborar con los padres como socios a medida que las vamos haciendo realidad.