Natalia Valdebenito: “He enfrentado machismo, es imposible no pasar por ese lugar”

Natalia Valdebenito: “He enfrentado machismo, es imposible no pasar por ese lugar”
Natalia Valdebenito es una figura destacada del stand-up chileno. Suministrada.

Es la voz femenina del trío SUR que este viernes se presenta en Carolines y que incluye al argentino Ezequiel Campa y el colombiano Diego Camargo.

SUR es -sin duda- una de las atracciones este weekend de comedia total en la Gran Manzana, como parte del popular New York Comedy Festival.  ¿Te los vas a perder?

Nacida en Santiago, Valdebenito es una figura consolidada del stand-up chileno, con ciclos exitosos en el “Club de la Comedia“. Su más reciente show, “GRITONA”, es un hitazo en Chile, asi como el programa radial “Café con Nata”.  Los monólogos de Natalia incluyen temas cotidianos: las mujeres y los códigos femeninos, tipos de amigas, el embrujo del fútbol en los hombres, las barbies, “la otra”, fantasías sexuales, las ventajas de ser rubia, la farándula, y más.

 Camino a Nueva York desde el lejano sur, la artista dio un vistazo a su carrera, el humor chileno y lo que, como mujer, ha enfrentado en su profesión.

¿Cómo es el humor chileno comparado al resto de Latinoamérica? ¿Qué lo distingue?

Es difícil definirlo, porque creo que existen varios modos de llevar el humor por aquí, algunos disfrutan los más pícaro, otros lo más rebuscado. El chileno se ríe de si mismo, aunque le cuesta y trata de ser más combativo y denunciante cada día.

En NYC vive toda la comunidad hispanohablante. ¿Cómo preparas tus líneas para que puedan ser entendidas por igual?

La experiencia que tengo haciendo humor en países distintos al mío, es que es importante darse a entender sin perder la gracia local, hablar lo mejor posible (algo difícil para los chilenos) y como regla general, tratar de pasarlo siempre lo mejor posible, eso se proyecta donde quiera que uno vaya.

¿Cuáles son tus primeras referencias y cómo llegas al stand-up?

Mi manera de llegar al stand-up es medianamente casual. Si bien había visto algo, no intuía que podía ser mi camino. Soy actriz, mi manera de acercarme a cualquier género es por medio de mi formación. La primera vez hice stand-up fue en un casting para integrarme al Club de la Comedia (televisión). Desde ahí en adelante no he parado [2007], y más que basarme en referencias he tratado de construir mi propia voz.

¿Qué te distingue de tus colegas? ¿Por qué debemos ir a ver a Natalia Valdebenito?

Al menos aquí en Chile, en que no me parezco a nadie, en que tengo un punto de vista claro y, ¡qué vergüenza hablar así de mi!

//platform.twitter.com/widgets.js

¿Temas de los cuales nunca hablas en tu show?

 No tengo temas de los que no hablo, menos como idea preconcebida.

Además de comedia, ¿qué más haces?

Hago radio en Súbela.cl, “Café con Nata” de lunes a viernes de 9 a 11 am. Tengo mi show unipersonal en teatro llamado “GRITONA” y actúo en todos los formatos.

Stand-up con mirada de mujer

¿Cuántas mujeres más o menos hacen stand-up hoy en Chile?

Por suerte cada vez hay más, no ha sido rápido, ni tampoco fácil, pero creo que por ahora hay más de 10 mujeres haciendo stand up.

¿Has enfrentado machismo?

Por supuesto que he enfrentado machismo, es imposible no pasar por ese lugar. Lo he vivido en televisión principalmente. Al principio del camino era más común y debo reconocer que fue bastante duro enfrentarlo, pero pese que ahora existe de igual manera, creo que el respeto en lo que artísticamente se refiere, se gana en el escenario y a la larga eso provoca que los límites y prejuicios desaparezcan más allá del género.

¿Tips para las chicas que están pensando hacer stand-up?

No sé si existe el tips o el consejo realmente adecuado, pero si sé lo que a mí me ha servido y es no parar de hacer mucho stand up, en todas partes, con diferentes escenarios, enfrentar la inseguridad y la posibilidad de fracaso constantemente, escribir y crear sin juicios anticipados, y gozar al máximo cada momento en el escenario. Buscar la propia voz y por supuesto, fortalecer el punto de vista frente a cada cosa.