Mr. Bean y su exótico vehículo que lo llevó al divorcio

Rowan Atkinson tiene debilidad por los autos deportivos... y por las mujeres jóvenes
Mr. Bean y su exótico vehículo que lo llevó al divorcio
Foto: Suministrada

Todos lo conocemos simplemente como Mr. Bean, el desopilante comediante británico que hace reír a millones de personas en el mundo. Su nombre de calle es Rowan Atkinson y tiene un patrimonio neto de $130 millones. Y le encantan los vehículos deportivos que llamen la atención.

Pero no todo son risas para Mr. Bean, a quien le fue concedido recientemente el divorcio de su esposa de más de 24 años en el Reino Unido. Atkinson (Mr. Bean) y Sunetra su esposa, una maquilladora de 54 años de edad, estaban juntos desde los años 80 y tienen dos hijos.

Según la corte británica, el divorcio se concedió en sólo 65 segundos por “comportamiento irracional” que, según el medio Telegraph del Reino Unido, es la razón más común para el divorcio en el Reino Unido.

Mercedes SLS AMG

Mucho de este comportamiento se debe a su amor a los vehículos deportivos, que lo llevó a conocer a una mujer de nombre Louise, de 32 años quien según los medios, parece muy apasionada a los vehículos de Mr. Bean.

Para los seudo expertos en psicología, emparejarse con una mujer más joven es sin duda el signo de una crisis de la mediana edad, que Mr. Bean ha superado con su gusto por los vehículos deportivos.

El actor compró un McLaren F1 en 1997, un vehículo venerado por los amantes de los deportivos en el mundo. Mr. Bean lo compró por solo 640,000 libras esterlinas (casi un millón de dólares), un precio que se puede decir es una ganga hoy por hoy en ese vehículo tan raro.

Muchos propietarios de estos exóticos automóviles tienden a mantenerlos en sus garages y lejos de la carretera, pero Mr. Bean no parecía ser uno de esos tipos, ya que se estrelló en 2009 y de nuevo en 2011.  La primera vez accidentalmente golpeó en la parte posterior de un pequeño vehículo inglés de marca Rover.

mr bean 2

Más tarde, en 2011 perdió el control en una curva en el camino y estrelló el McLaren con tanta fuerza que su motor V12 de origen BMW de 6.1 litros, aterrizó 60 pies por el camino. Mr. Bean tuvo la suerte de escapar con sólo un hombro roto, pero el Mc Laren ahí quedó.

Lo arregló y afortunadamente lo vendió a principios de este año. El Mc Laren con 18 años y con solo 41,000 millas se vendió por una impresionante cifra de $8 millones.

El vehículo era uno de los 64 McLaren F1 construidos y con ese pedigrí de celebridad aumentó su valor, a pesar de todos sus inconvenientes.

Hoy Mr. Bean, con su nueva y joven novia, anda conduciendo en un Mercedes-Benz SLS AMG del año pasado, sin preocupación por la crisis de la mediana edad.