Candidatos republicanos buscan revocar Obamacare, pero latinos se han beneficiado

Calificada por precandidatos republicanos de "no servir para nada" o de "catástrofe", la Ley de Cuidado Asequible es popular entre los latinos y los ha beneficiado.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Candidatos republicanos buscan revocar Obamacare, pero latinos se han beneficiado
Los hispanos de bajos ingresos tenían menos cobertura médica ante de la ley ACA.
Foto: Archivo

La reforma al sistema de salud aprobada durante el gobierno del actual presidente, conocida popularmente como “Obamacare”, no ha dejado de sufrir ataques del lado republicano: todos los precandidatos de esa tolda política quieren revocarla y substituirla con otras propuestas.

En el último debate republicano, la ex administradora de empresas Carly Fiorina dijo que Obamacare “no ayudó a nadie”, pero la única mujer precandidata del lado republicano no está sola en su apreciación.

Donald Trump la ha calificado de “catástrofe que va a destruir a este país”, Rand Paul la acusa de “extorsiones”, Ted Cruz dijo que era producto de la “mafia de Washington”.

Todos los precandidatos republicanos deploran la intervención del gobierno imponiendo reglamentos y diseñando un sistema de salud que, aunque no es público, significó una importante expansión del plan de salud pública Medicaid, nuevas reglas a las compañías de seguro y un muy impopular mandato de estar asegurado que consideran una violación de sus derechos personales.

No obstante, “Obamacare” ha demostrado resultados, disminuyendo la cantidad de personas sin seguro en los Estados Unidos.

Entre los grupos más beneficiados están los latinos y aunque en un principio la cantidad de latinos registrados era apenas una fracción de los elegibles, las cifras ya indican que hay mejoras en el número de latinos que han logrado una cobertura médica gracias a la ley.

Un reporte del Commonwealth Fund indica que la tasa de latinos sin seguro bajó más que la de la población en general.

Para los latinos entre 19 y 64 años , esa tasa era 36% antes de Obamacare y bajó a 23% luego del primer período de incripción de Obama Care.

En la población en general, la expansión de Medicaid incluída en Obamacare benefició a 15 millones de personas y otros aproximadamente 2 a 3 millones de adultos jóvenes que pudieron permanecer en la póliza de sus padres hasta los 26 años gracias a la ley. Se calcula que muchos de estos son latinos ya que se trata de la población más joven.

Hay otros beneficios de la ley, incluyendo miles de estadounidenses que no han sido rechazados o perdieron sus pólizas por una enfermedad previa.

Sin embargo, el ataque sin cuartel de los republicanos continúa, ya que su base considera que Obamacare es una intromisión del gobierno en el campo privado, que la ley resulta muy cara y que resuelve el problema del alto costo de la salud en Estados Unidos en general.

Los candidatos republicanos tienen varias versiones de propuestas similares: un crédito impositivo para la compra individual de seguros de salud y la derogación completa de la nueva ley, aunque algunos como Rand Paul han reconocido que “será difícil” quitar a muchos estadounidenses un beneficio que ya han obtenido.

Hasta ahora los precandidatos demócratas han propuesto expansiones a la cobertura, más regulación a las aseguradoras y protección de la ley, pero Bernie Sanders, quien votó a favor de la medida en 2010, quiere convertirla en un sistema de “Medicare para todos” administrado por el gobierno.