Drama de cientos de cubanos varados en la frontera Costa Rica-Nicaragua

Ante el creciente temor a que el deshielo entre Washington y La Habana acabe con los derechos de asilo que tienen desde hace décadas.

Guía de Regalos

Drama de cientos de cubanos varados en la frontera Costa Rica-Nicaragua

En Centroamérica se ha incrementado la cantidad de migrantes cubanos que tratan de alcanzar Estados Unidos ante el creciente temor a que el deshielo entre Washington y La Habana acabe con los derechos de asilo que tienen desde hace décadas.

Los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua volvieron a cruzar declaraciones este martes por el caso de los 1.791 cubanos varados en Peñas Buenas, en el lado costarricense de la frontera entre ambos países.

Los padres de esta niña cubana denunciaron que la pequeña sufrió los efectos de los gases lacrimógenos.

El domingo, Nicaragua cerró la frontera y desplegó al ejército para impedir el ingreso de los cubanos en su territorio.

Concretamente, los militares y las fuerzas policiales repelieron el paso de unos 800 cubanos que formaban parte del grupo.

Al parecer, lo hicieron de forma violenta e hicieron uso de gases lacrimógenos, según denunció el canciller de Costa Rica, Manuel González.

El gobierno de Panamá se ofreció este martes a mediar en el conflicto.

Cientos de migrantes cubanos esperan en el puesto fronterizo de Peñas Blancas un salvoconducto que los permita cruzar a Nicaragua y seguir su camino hacia Estados Unidos.

Sin embargo, los cubanos se encontraron con la negativa del gobierno de Daniel Ortega a permitirles el paso.

Nicaragua desplegó a la policía y el ejército en su frontera para evitar la entrada de los cubanos a su territorio.

La vocera del gobierno nicaragüense y primera dama, Rosario Murillo, denunció: “Costa Rica en una acción deliberada e irresponsable lanzó y sigue lanzando sobre los puestos fronterizos del sur de Nicaragua, a miles de Ciudadanos cubanos que permanecían en su territorio“.

Del otro lado, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, subrayó que la migración de cientos de cubanos a EEUU a través de Centroamérica es un tema humanitario y criticó a Nicaragua por el cierre de la frontera.

Costa Rica entregó el sábado cerca de 2.000 visas de siete días de vigencia para estos cubanos que están en tránsito hacia Estados Unidos.

Mientras el gobierno costarricense valora la posibilidad de extender la visa temporal de los cubanos, éstos responsabilizan al presidente nicaragüense de la situación en que se encuentran.

El gobierno nicaragüense anunció el lunes que pedirá al Sistema de Integración Centroamericana estudiar si Costa Rica violó la soberanía de ese país al darles visas de tránsito extraordinarias a los migrantes cubanos.

Mientras tanto, estos cientos de personas siguen bloqueadas en la costarricense Peñas Blancas a la espera de poder retomar su travesía hacia el norte.