¿Se puede cometer un ataque como el de París sin ser psicópata?

Expertos explican qué es un psicópata y si todos los asesinos en masas lo son

Guía de Regalos

¿Se puede cometer un ataque como el de París sin ser psicópata?
Los ataques a gran escala buscan impactar en la opinión pública.

En una noche, miembros del autodenominado Estado Islámico lograron sembrar el terror en París con una serie de ataques perpetrados en el estadio nacional de Francia, varios bares y restaurantes, y una sala de conciertos.

El más cruento de los ataques fue en la sala de conciertos Le Bataclan, donde tres pistoleros abrieron fuego contra el público y, no contento con ello, caminaron entre los cuerpos para seguir disparando.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, calificó a los miembros de ISIS de “monstruos psicópatas”.

Pero, ¿qué es un psicópata? ¿Son todos los asesinos en masas psicópatas?

Para el profesor Essi Viding, del departamento de desarrollo de psicopatías de la University College London, no se puede estar seguro.

“No hay suficientes datos al respecto y la mayoría de los asesinos de masas no han sido diagnosticados formalmente con las herramientas existentes que nos permitiría decirlo con seguridad”, le dice a la BBC.

La policía continúa buscando sospechosos.

Si nos ceñimos a la definición del diccionario, un psicópata es una persona con un trastorno mental cuya conducta social está patológicamente alterada.

Los psicópatas suelen mostrar una ausencia de empatía, culpa o vergüenza, además de ser impulsivos, egoístas, irresponsables y tener un exceso de confianza.

Visión parcializada

También tienen poca tolerancia a la frustración y se vuelven violentos con mucha facilidad.

Los miembros de ISIS que perpetraron los ataques en París fueron claramente violentos. ¿Pudieron haber cometido estos actos y no ser psicópatas?

El peor de la serie de ataques fue el de Le Bataclan.

Viding no tiene dudas de que es posible. “Estas personas compran una ideología y con frecuencia consideran a aquellos que no están con ellos como seres humanos menos dignos”.

Y es esta deshumanización lo que, según el experto, les permite no sentir empatía con sus víctimas, “a pesar de que sean fieles a su causa, trabajen en equipo y tengan camaradería: características que no se apegan a individuos con psicopatías, quienes rara vez siguen alguna ideología”.

“Los psicópatas sencillamente nunca podrían trabajar juntos por una causa común debido a que, como individuos, son muy difíciles de llevar”.

El especialista explica que cada vez son más las evidencias que sugieren que unas personas son más vulnerables genéticamente a desarrollar una psicopatía que otros.

Pero es una combinación de factores –genéticos y del ambiente– lo que realmente aumenta el riesgo a desarrollar una psicopatía.

“Las personas con psicopatía no tienen daño cerebral, pero podemos pensar que sus cerebros están parcializados en la forma en que procesan las emociones de las personas”, agrega.

“Esta gente no muestra la respuesta típica hacia el sufrimiento de otros”.

Esto no quiere decir que todos los psicópatas sean homicidas.

Si bien las personas con características psicopáticas son más peligrosas que la media, Viding aclara que esto no quiere decir que todo el mundo que sea cruel y narcisista sea un asesino.