¿Es realmente efectivo bombardear a ISIS en Siria?

"Después de un año de ataques contra ellos, ISIS se está expandiendo a nuevas áreas"

Guía de Regalos

¿Es realmente efectivo bombardear a ISIS en Siria?
Militantes de ISIS.
Foto: Archivo

El ministerio de Defensa francés confirmó que en los bombardeos destruyeron dos centros de mando del autodenominado Estado Islamico.

La respuesta a los ataques en París del presidente de Francia, François Hollande, fue intensificar los bombardeos contra Raqa, el bastión del autodenominado Estado Islámico (ISIS) en Siria.

El grupo yihadista se ha atribuido la autoría de los atentados que dejaron 129 muertos y centenares de heridos.

Los bombardeos han acabado con posiciones de los yihadistas, pero hay quienes cuestionan la efectividad de esta estrategia.

El gobierno francés confirmó que los ataques aéreos destruyeron dos centros de comando de ISIS, una unidad de reclutamiento de yihadistas, un arsenal de armas y un campamento de entrenamiento.

Los objetivos habían sido previamente identificados mediante vuelos de reconocimiento, según dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado en el que no precisó si hubo bajas.

“Cuerpos desfigurados”

Sin embargo, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres, Reino Unido, en tres días de bombardeos contra Raqa murieron al menos 33 combatientes de ISIS.

La mayoría se encontraba en puestos de control en torno de la ciudad, según indicó la red de informantes que la organización tiene en el terreno, aunque podrían ser más.

Esos mismos informantes aseguraron que los cuerpos estaban tan desfigurados que no podían dar una cifra exacta de víctimas.

Y advirtieron que los ataques tuvieron otra consecuencia: decenas de familias de los líderes y combatientes de ISIS, la mayoría no sirios, empezaron a trasladarse de Raqa a la ciudad iraquí de Mosul (también bajo control de los yihadistas), alegando motivos de seguridad.

Sin embargo, la agencia Amaq, vinculada a ISIS, dijo que los aviones franceses sólo impactaron en “sitios vacíos”.

La intensa campaña aérea de Francia plantea, según el diario estadounidense New York Times, plantea dos preguntas fundamentales: cuánto tiempo puede seguir una operación de esta envergadura sin que haya víctimas civiles y si realmente es efectiva para acabar con ISIS sin el complemento de otras acciones como cortar su flujo financiero o contrarrestar su ideología.

“Defensas reforzadas”

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos constató que los bombardeos franceses efectivamente dañaron instalaciones utilizadas por ISIS, incluidos arsenales de armas y centros de comando, pero aclaró que estos sitios habían sido desalojados antes de la ofensiva, algo que no ocurrió con los puestos de vigilancia en torno de Raqa.

Y añadió que algunos de los ataques aéreos podrían atribuirse a Rusia, que -igual que Francia- iniciaron una campaña de bombardeos el domingo por la noche, dos días después de que ISIS reivindicara los ataques en París.

bombardeo siria isis

Residentes de Raqa que abandonaron la ciudad le dijeron a la agencia Associated Press (AP) que ISIS reforzó sus defensas allí, en anticipación un posible asalto terrestre de las fuerzas kurdas y los rebeldes sirios, que avanzan desde el norte hacia el este de Siria.

Activistas controlados

Desde que Estado Islámico tomó Raqa en enero de 2015 es casi imposible obtener noticias desde allí. Incluso si uno se encuentra en un punto de la ciudad, es imposible saber lo que pasa en otra parte de la misma.

ISIS ha castigado activistas que tratan de enviar información y ha controlado el acceso a internet.

El mayor grupo que está reportando sobre situación en la ciudad, que se denomina “Raqa está siendo masacrada en silencio”, tiene que operar con cautela.

El mes pasado mataron a uno de sus miembros, Ibrahim Abdul Qader, junto con su amigo, Fares Hamadi, según informó el grupo.

ISIS difundió un video en el que muestra cómo le cortan el cuello a uno de ellos y advierte: “No están a salvo del cuchillo de Estado Islámico. Nuestras manos los alcanzarán dondequiera que estén”.

Objetivos cuestionados

La corresponsal de BBC en Beirut, Lina Sinjab, consiguió hablar con uno de los activistas a través de una aplicación segura que utilizan para difundir noticias desde Raqa.

Ayman (no es su nombre real) confirmó que los ataques de Francia y de otros miembros de la coalición contra ISIS se intensificaron en los últimos tres días, con unos 15 bombardeos diarios a posiciones de los yihadistas.

Raqa es la capital de facto del califato que proclamó ISIS en junio de 2014, un territorio que comprende partes del sur de Irak y del norte de Siria.

El grupo no ha podido calcular la cifra de combatientes muertos, pero aseguró que “no hubo víctimas civiles”.

Para Ayman, los ataques aéreos no han sido muy exitosos. Él cree que se necesitan más acciones para combatir a ISIS.

El activista advierte, además, que los gobiernos de Rusia y Siria están bombardeando Raqa pero no a los yihadistas.

“Todos sus ataques han sido contra civiles”, aseguró.

Y mencionó, en concreto, un ataque en el oeste de la ciudad “lejos de cualquier objetivo de ISIS”.

Los bombardeos “no funcionan”

Mustafá, que abandonó Raqa con su familia el año pasado, condena los ataques a París pero considera que Francia y sus aliados deberían emplear otras tácticas para combatir a ISIS.

“Estos ataques aéreos no están funcionando”, apunta. “Después de un año de ataques contra ellos, ISIS se está expandiendo a nuevas áreas en (las ciudades sirias de) Homs y Palmira”.

François Hollande
El presidente François Hollande.

También criticó al presidente francés, François Hollande, por incluir a Rusia en una “gran coalición” contra ISIS que también incluye a EE.UU. El gobierno de Vladimir Putin comenzó a lanzar ataques aéreos en septiembre en apoyo al mandatario sirio, Bashar al Asad.

Mustafá duda que la coalición pueda acabar con ISIS sólo con bombardeos y cree que debería apoyar al Ejército Libre Sirio (los rebeldes contra Al Asad) para arrebatarle Raqa a ISIS.

Diferencias políticas

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, dijo el martes que en las próximas semanas ISIS enfrentará “una presión incluso mayor” de la comunidad internacional en sus esfuerzos para dañar su estructura.

No obstante, las diferencias entre Rusia y los otros países que participan en la coalición contra ISIS volvieron a salir a la luz esta semana.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, le advirtió a Occidente de que si quiere movilizar una “auténtica alianza global” contra ISIS debe abandonar su demanda de que el presidente Bashar al Asad deje su cargo en Siria.

“Es inaceptable poner condiciones previas para unirse en la lucha contra los terroristas, personificados en primer lugar por el llamado Estado Islámico”, dijo Lavrov en una rueda de prensa en Moscú.