Acuerdo para brindar seguridad a escuelas privadas

Concejo Municipal y Alcaldía anuncian cerca de $20 millones para contrato de personal

Un acuerdo por $19.8 millones destinados a contratar guardias de seguridad para escuelas privadas fue anunciado la tarde del miércoles por la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, y el alcalde Bill de Blasio.

El proyecto –que fue auspiciado por el concejal David Greenfield (D-Brooklyn)– proveerá al menos un guardia de seguridad privado a una escuela no-pública, incluyendo yeshivas y otras escuelas religiosas con 300 o más estudiantes.

Es la primera vez que escuelas religiosas y privadas recibirán seguridad con fondos de los contribuyentes.
El acuerdo contiene la mayor parte –pero no todo- del proyecto original de Greenfield.

Cada escuela privada recibirá un guardia de seguridad adicional contratado de una agencia estatal licenciada en este campo. Los guardias, según el proyecto, serán empleados contratados en forma privada, no agentes del NYPD para seguridad de escuelas.

Este proyecto había tenido la oposición del Departamento de Educación y del Departamento de Policía (NYPD) el pasado abril en que se expresaron preocupaciones sobre personal y presupuesto.

El proyecto –Introduction 65-A- será puesto a votación a principios de diciembre y proveerá al menos un guardia de seguridad para escuelas privadas con 300 o más estudiantes. Las escuelas más grandes recibirán guardias adicionales. La ley considera también incrementos futuros, según las necesidades.

“Este programa, primero en su tipo en la ciudad de Nueva York, va a ayudar a que los niños en la escuelas privadas se mantengan seguros”, dijo Mark-Viverito. “El Concejo Municipal se siente orgulloso de dirigir esta medida de seguridad pública y observará su futura aplicación”.

Por su parte, el concejal Greenfield, comentó que “nada es más importante que la seguridad de nuestros niños” y agregó que “este proyecto reconoce que todos los niños, sin importar el lugar donde acuden a la escuela, merecen aprender en un ambiente seguro”.

El Departamento de Educación (DOE) ha estado bajo presión recientemente por parte de activistas de derechos civiles para que reforme el papel que juegan los agentes de seguridad del NYPD en las escuelas. A su vez, la adminstración De Blasio ha prometido bajar las suspensiones escolares y cambiar el código de disciplina del sistema escolar. Asimismo, la Unión de Libertades Civiles de Nueva York logró un arreglo con la ciudad en torno a una demanda sobre abuso presuntamente cometido por agentes de seguridad.

“Estamos complacidos de haber trabajado productivamente con la presidenta Mark-Viverito, el concejal Greenfield y sus colegas en una iniciativa que otorga a la administración la flexibilidad de desarrollar un programa que reconoce las necesidades de la comunidad, atendiendo –al mismo tiempo- preocupaciones de la administración sobre el desvío de recursos policiales críticos”, dijo el alcalde De Blasio en una declaración. “Esto será un esfuerzo dirigido y fiscalmente responsable para reforzar la seguridad donde sea más apropiado”.