Donald Trump niega que pastores negros le exigieron disculpas por retórica contra minorías

Trump insiste en que su retórica lo mantiene en la cima de las encuestas
Donald Trump niega que pastores negros le exigieron disculpas por retórica contra minorías
Trump ha incrementado su seguridad.

Washington.- El precandidato presidencial republicano, Donald Trump, negó este lunes que influyentes pastores de la comunidad negra le hayan exigido disculpas por su retórica contra las minorías, tras una reunión en la que no consiguió el espaldarazo que esperaba.

La campaña de Trump había adelantado la semana pasada que la reunión de hoy en Nueva York con cerca de un centenar de líderes religiosos afroamericanos serviría para recabar un fuerte respaldo del grupo, pero excluyó a los periodistas del encuentro a puerta cerrada.

Trump consiguió el respaldo de apenas algunos líderes pero, al concluir el encuentro, afirmó a la prensa que fue “algo bello” que ninguno de los participantes le pidió que cambiara el tono de su retórica o su mensaje.

“El tono me ha llevado al primer lugar en cada encuesta. Lo bello del encuentro es que no me pidieron que cambiara el tono… creo que quieren ver una victoria porque se trata de ganar y de que ganemos juntos”, dijo Trump, al insistir en que en la reunión en Trump Tower solo recibió “amor” de los participantes.

Pese a su frecuente uso de superlativos sobre el gran apoyo que presuntamente tiene las minorías, la  mayoría los simpatizantes de Trump son de raza blanca y, según una encuesta reciente de “Public Policy Polling”, el 75% de los negros tiene una opinión negativa del empresario y solo un 9% lo apoya.

Cero disculpas

“Se prolongó solo por amor, no por otras razones”, dijo Trump al describir el encuentro dos horas y media.

“Creo que hubo soluciones increíbles para los problemas que resolveremos y que otros no podrán resolver”, afirmó Trump, sin ofrecer detalles.

Trump afirmó en un programa de MSNBC que algunos líderes religiosos probablemente fueron presionados por personas que no estaban de acuerdo con el encuentro, en el que, de todas formas, él no ofreció disculpa alguna.

El magnate empresarial, de 69 años, jamás se ha retractado de sus comentarios sobre los inmigrantes mexicanos, ni sobre los activistas del movimiento “Black Lives Matter” ni, recientemente, por los que hizo sobre musulmanes que presuntamente celebraron los ataques del 2001 en las calles de Nueva Jersey.

También ha negado que se burló de las discapacidades físicas de un reportero la semana pasada.

Además apoya medidas para frenar la entrada de refugiados sirios a EEUU, con el argumento de que presuntos terroristas podrían colarse en el país fingiendo ser víctimas del conflicto civil en Siria.

Presiones de comunidad negra

Previo al encuentro,  más de un centenar de líderes cívicos y religiosos y activistas de la comunidad afroamericana publicaron  una carta abierta en la revista “Ebony” en la que expresaron una “profunda” consternación por la reunión de los religiosos con Trump, sobre todo porque ésto recientemente justificó el mal trato de sus simpatizantes hacia un activista negro.

En la carta, señalaron que Trump “utiliza lenguaje abiertamente divisivo y racista en la contienda” y ha insinuado erróneamente que los negros son más propensos a la violencia, por lo que los religiosos debían pensar bien si ese encuentro en realidad era oportuno.

El encuentro con Trump le daría un aire de “legitimidad para obtener el apoyo político” que éste usaría para governar en contra del bienestar de la comunidad negra, indicó la carta.

En ese sentido, el obispo Orrin Pullings, de Richmond (Virginia), dijo que otros religiosos exigieron que Trump ofreciera disculpas porque la comunidad afroamericana lo percibe como alguien “insensible”, pero éste no dio respuesta y, a su juicio, lo más probable es que tampoco lo haga.