Marcha sobre ruedas paquete legislativo para los ciclistas

Nueva York estudia implementar nuevas regulaciones de tráfico para los ciclistas

El Comité de Transporte del Concejo Municipal ha presentado una serie de propuestas legislativas que buscan preservar la seguridad de los ciclistas y que, entre otras medidas incluye el aumento de tamaño en las letras de los avisos en los chalecos usados por los trabajadores que hacen entregas a domicilio, confiscar las bicicletas abandonadas y la creación de un grupo de trabajo que se dedicará al tema. Además, el aumento en las penalidades civiles para los conductores que abandonan la escena de un accidente.

Una de las propuestas contempla que los ciclistas que hacen entregas agranden a dos pulgadas el tamaño de las letras en los avisos de sus empresas y sus números de identificación en los cintillos que portan en las chaquetas o chalecos que visten mientras hacen su trabajo sobre sus bicicletas. Actualmente el tamaño de la letra es de una pulgada.

Gerardo Marcelo, que trabaja en el Bajo Manhattan, dijo que está de acuerdo con la medida. “A mi me parece bien y no veo que nos afecte en nada a quienes trabajamos en esto”, afirmó el mexicano que se desempeña en el mismo oficio desde hace dos años.

Gerardo Marcelo, delivery
Gerardo Marcelo, mensajero

La medida presentada por la concejal Helen Rosenthal apunta, según la legisladora, a que los residentes -especialmente los ancianos- tengan la oportunidad de “presentar una queja contra las empresas cuyas entregas las hacen ciclistas que rompen las leyes de seguridad de tránsito. Esta ley nos acercará un paso más adelante a tener calles más seguras”.

Cifras de la página Visión Cero de la  Ciudad, indican que en lo que va del año hasta el 31 de octubre, han muerto 14 ciclistas y 3,780 han resultado heridos. Así mismo un total de 99 peatones han muerto y 8,262 han resultado heridos.

En otra de las propuestas, la presentada por el concejal Brad Lander, se permitiría a la Ciudad incautar las bicicletas abandonadas en lugares públicos. La ley prevé un período de 36 horas para que se emita una notificación al propietario de que la bicicleta puede ser removida, y otras 36 horas para incautarla.

En la notificación se deberá informar donde será llevada la bicicleta y cómo podrá ser reclamada, así cómo el pago de una multa, de $ 25 a $ 100.

“Las bicicletas abandonadas ocupan un espacio valioso. Tenemos que asegurarnos de que estamos maximizando todo el espacio disponible”, dijo Lander.

Uno de los que aplaudió esta propuesta fue José Miguelino, quien utiliza su bicicleta todos los días para ir desde su casa al trabajo en Manhattan. “Siempre veo que hay bicicletas aseguradas con candado por semanas y que están literalmente abandonadas y eso nos quita espacio”, manifestó el hombre.

Entre tanto el concejal Ydanis Rodríguez, que preside el Comité de Transporte del Concejo, propuso una ley por medio de la cual se requeriría que el Departamento de Transporte, recopile e informe anualmente sobre las muertes relacionadas con bicicletas, incluyendo en las carreteras y en los parques.

Castigo para quienes abandonen la escena de un accidente

En este ámbito, el concejal James Van Bramer, propuso un proyecto de ley  mediante la cual se aumentarían las penas civiles para los conductores de automóviles que abandonen la escena de un accidente. Los reincidentes estarían sujetos a pagar una multa civil de hasta $ 1,000 si ocurrieran daños a la propiedad; $2,000 a $5,000 si una persona es lesionada; $ 5,000 a $ 10,000 si hay una lesión grave y $ 10,000 si resulta una muerte.

“La cifra dada por el NYPD de lo que va corrido de este año, 38,000 casos de abandono de la escena de un crimen ( hit and run) habla por sí sola y nos recuerda lo importante que es la aprobación de esta ley”, dijo el edil.  “Queremos asegurarnos que la gente entienda que no puede abandonar la escena de un accidente porque ese es el peor acto que alguien puede cometer”.

José Luis Romero, quien trabaja entregando comida desde hace tres años en el bajo Manhattan, felicitó  la propuesta. “Cuando uno trabaja en la calle corre mucho peligro, no solo con la gente que es muy imprudente y se atraviesa, sino con los carros también”, dijo el mexicano que calificó su profesión como una de las más peligrosas, debido a que se enfrenta, no solo al peligro de ser atropellado por un automóvil, sino por tener que esquivar a los peatones.

José Luis Romero, delivery
José Luis Romero, entregas

En una segunda propuesta el concejal Bramer pide que la Ciudad realice un reporte trimestral con el número de notificaciones de violaciones emitidas y sanciones civiles pagadas por abandonar la escena de un incidente.

Grupo de trabajo para estudiar seguridad de ciclistas en NY

La concejal Rosie Méndez, promotora de la iniciativa de crear un grupo de trabajo de siete miembros, para estudiar la seguridad de los ciclistas en Nueva York manifestó: “Queremos discutir todas las regulaciones, los problemas con los residentes y cómo mejorar las relaciones entre los peatones y los ciclistas”. Explicó además que durante los dos años que duraría el grupo se realizarían 10 audiencias públicas en los cinco condados.

Sin embargo Jeff Lynch, Comisionado Asistente del Departamento de Transporte dijo que la iniciativa “Paseando en bicicleta por las ciudad, ha cambiado radicalmente, ya que nos hemos convertido en líderes a nivel nacional”, desde que un proyecto similar fue sometido hace nueve años.   

“Ahora tenemos más de 450 estaciones con más de 7,500 bicicletas en toda la ciudad, las cuales son utilizadas por los neoyorquinos hoy más que nunca”, dijo Lynch. Cada mes el Departamento de Transporte se viene relacionando con juntas comunales, funcionarios electos y líderes comunitarios a través de la ciudad para desarrollar nuevos proyectos para redes de bicicletas”.