De Blasio promete protección a musulmanes

La Policía y la Ciudad buscan apaciguar el temor de posibles crímenes de odio contra miembros de esta comunidad en NYC a raíz de los últimos atentados terroristas

La Ciudad incrementó su presencia en los barrios musulmanes. (Archivo)
La Ciudad incrementó su presencia en los barrios musulmanes. (Archivo)
Foto: Mariela Lombard / El Diario

NUEVA YORK —  En un discurso la noche del viernes en un centro comunitario islámico, el alcalde Bill de Blasio dijo que la Ciudad profundizará su relación con los 800,000 musulmanes neoyorquinos y prometió investigaciones tenaces por crímenes de odio.

“Somos una ciudad más fuerte gracias a las contribuciones de la comunidad musulmana”, dijo el mandatario en el Centro Musulmán Jamaica o Masjid Al-Mamoor, en Queens.

A raíz de los ataques terroristas ocurridos en París, el mes pasado, y el tiroteo en San Bernardino, California, el miércoles, las fuerzas de la ley y el orden han intensificado la seguridad en el área metropolitana, pero el alcalde intenta apaciguar el temor de posibles represalias en contra de la comunidad musulmana y busca reforzar el vínculo enviando empleados de la ciudad a visitar mezquitas locales.

Según reportó NBC, los líderes comunitarios son parte de los nuevos procedimientos de lucha contra el terrorismo. La administración de De Blasio insistió a los musulmanes a reportar cualquier crimen de odio, que según cifras de la Uniformada, fueron muy pocos este años en comparación con el 2014.

Seis días después de los atentados ocurridos en París, la oficina del alcalde organizó una reunión con 40 líderes de la comunidad, la mayoría musulmanes, y la Policía, con la meta de reconstruir la confianza necesaria para que esta comunidad reporte crímenes de odio. NYPD aumentó su presencia en las mezquitas y sinagogas, esperando reforzar la relación con los fieles y líderes religiosos.

Hanane Dannech, un musulmán de 50 años que emigró de Francia, dijo a NBC que ha notado a más oficiales resguardando su mezquita en Brooklyn. “Nosotros nos sentimos protegidos realmente”, expresó.

Cansados de generalizaciones

Dannech opinó que los funcionarios podrían hacer un mejor trabajo si se esforzarán por destacar  que los extremistas violentos son la minoría entre los musulmanes. La mujer dijo que siempre hay una posibilidad de acoso después de “acontecimientos violentos” y que “cada vez que algo sucede, la situación empeora”.

Pero algunos musulmanes en Nueva York dicen que han sentido “miradas duras” en las últimas semanas.

“No me gusta la idea de que todos los musulmanes sean calificados de terroristas”, argumentó Maryam Mohiuddin, un artista que visitó la Mezquita de Al Farooq en Brooklyn. “Quisiera que la gente no me mire con recelo. Prefiero que me hagan preguntas y aclarar que sólo una minoría es extremista”.

Funcionarios del NYPD aseguraron que no hay un repunte en los delitos motivados por prejuicios contra los musulmanes desde los atentados de París; sin embargo, admitieron que algunos crímenes de odio no se denuncian.

La Uniformada indicó que cuenta con 900 funcionarios musulmanes y recurre a su Oficina de Asuntos de la Comunidad para fomentar una buena relación.

“Tratamos de hacer que la gente que, normalmente no hablan con los policías, se sientan cómodos de venir a nosotros”, explicó Joanne Jaffe, jefa de la unidad.

El lunes, el comisionado de Policía, William Bratton, dirigirá una conferencia para los miembros del clero que se centra en la participación comunitaria y el programa de evaluación de la amenaza antiterrorista de la policía de Nueva York.