Piden a banco que retire respaldo a fabricante de armas

TD Bank prestó $280 millones a Smith & Wesson
Piden a banco que retire respaldo a fabricante de armas
Piden a TD Bank detenga prestamos a compañía fabricante de armas.

La Defensora del Pueblo, Letitia James, pidió este domingo al TD Bank terminar el respaldo financiero a la compañía Smith & Wesson, fabricante de las armas utilizadas en el más reciente tiroteo registrado en San Bernardino California, que dejó 14 muertos y 21 heridos

“La inacción no es una opción. Si quiere hacer negocio con la ciudad de Nueva York, no se puede estar en la cama con las empresas que fabrican las armas que matan a nuestros niños y familias”, dijo James en referencia a que el TD Bank hizo préstamos -el 15 de junio- a la Smith & Wesson por $280 millones.

James, que dirigió una carta a ejecutivos de TD Bank, pidió que se hagan públicos todos los costos de la transacción así como intereses que la institución bancaria ganó, y que los mismos sean donados a organizaciones que luchan para terminar con la violencia en contra de las armas.

James sugirió que la Ciudad debería cortar sus vínculos con TD —los que alcanzan a al menos $5,500.000 en contratos— si ellos continúan financiando la fabricación de armas.

Yvette Montañez, perdió su hija de 25 años el 22 de septiembre de 2009, durante un tiroteo en El Bronx . “Es hora que se terminen las armas. No es justo que madres como yo perdamos a nuestros hijos en hechos que no tienen sentido”, dijo la mujer que organiza una marcha en contra de las armas, todos los años el Día de las Madres en El Bronx.

Yvette Montañez, perdió su hija durante un tiroteo en 2009 en El Bronx.
Yvette Montañez, perdió su hija durante un tiroteo en 2009 en El Bronx.

Entre tanto, la asambleísta Jo Anne Simon, representante por Brooklyn, expresó que las armas “son una epidemia que nos afecta a nivel nacional. Especialmente por el fácil acceso que se tiene para obtenerlas”.

La funcionaria recalcó que si bien se puede trabajar para hacer reforzar las legislaciones estatales, “tenemos que unirnos todos  a nivel nacional y trabajar juntos porque esto es un problema de todos”.

Clark Peña, activista comunitario del área de Harlem, indicó que si el TD Bank se rehúsa a retirar la ayuda financiera a la Smith & Wesson, las personas que están en contra de las armas de fuego, “deberían cerrar sus cuentas de ahorros y de cheques como una manera de protestar y demostrar que no quieren tener vínculos con una institución que apoya una compañía que fabrica armas con las que nos están destruyendo”.

James dio hasta el 10 de diciembre a TD Bank para que responda a la misiva.