EEUU bloquea la fusión de Staples y Office Depot

La FTC dice que perjudicará a la compentencia

Guía de Regalos

EEUU bloquea la fusión de Staples y Office Depot
La fusión con Office Depot cuestionada por las autoridades./Shutterstock
Foto: Shutterstock

Las autoridades federales han parado la fusión de dos grandes cadenas comerciales, Staples y Office Depot, algo que las empresas van a protestar.

La Comisión Federal de Comercio (FTC)ha presentado una queja administrativa alegando que la unión de ambas, valorada en $6,300 millones, podría violar las leyes de la competencia y reducir significativamente la legítima lucha por el mercado en el país en materia de artículos de oficina tanto para empresas como para particulares.

De hecho, desde la FTC se recuerda que Staples es la primera empresa del sector y Office Depot uno de sus competidores más cercanos. En muchas ocasiones ambas compañías son las que principalmente se disputan los contratos para facilitar material de oficina como papel, máquinas de copias, carpetas, cuadernos y bolígrafos, con los grandes negocios. Si se elimina la competencia entre ambas empresas, las autoridades argumentan, los precios subirán y la calidad se reducirá.

Adicionalmente se dificultará la posibilidad de que otras empresas puedan competir con la nueva resultante de la fusión. La unión de ambas compañías crearía una cadena comercial con $39,000 millones en ingresos y tiendas en todo el país. Es la segunda vez que las autoridades se oponen a esta fusión.

Ya en 1997 la FTC demandó ante los tribunales bloquear un acuerdo similar por las mismas razones.

Ahora tanto Staples como Office Depot van a luchar para poder mantener el acuerdo de unión. En un comunicado hecho público por ambas empresas se explicaba que el análisis de la FTC no es correcto y no entiende el panorama competitivo en el que se manejan ambas empresas. “De hecho, la decisión de la FTC contradice su decisión unánime de 2013 en la que permitía la unión de Office Depot y Office Max cuando declaró que el mercado era muy competitivo”, explican las empresas. La decisión, pues, pasará por los tribunales.