Incertidumbre sobre licencias para indocumentados en Nueva Jersey

La porpuesta se estanca en comité de Transporte del Senado

Son bajas las posibilidades de que el proyecto de ley que otorgaría licencias de conducir para indocumentados sea puesto a votación en el pleno de la legislatura estatal de Nueva Jersey. La medida se encuentra estancada en el comité de Transporte del Senado y tendría que pasar por otros dos comités antes que termine la sesión legislativa el 11 de enero.

Se esperaba que desde la semana pasada el proyecto fuera puesto en agenda para ser discutido en el comité de Transporte de la Cámara Alta. Sin embargo¨, se conoció que el senador Nicholas Sacco, que preside dicho comité, pidió a los patrocinadores de la versión que la modifiquen específicamente en materia de seguridad e identificación.

Petición que disgustó a los que abogan por la medida que fue aprobada el mes pasado por el Comité de Seguridad Nacional de la Asamblea.

“No hay razón para retrasar esta legislación”, dijo Johanna Calle, portavoz de la Alianza por Justicia para Inmigrantes de Nueva Jersey. “El proyecto de ley exige a los solicitantes presentar prueba extensa y verificable de su identidad y de residencia en Nueva Jersey”.

Para que la medida sea puesta a votación en las dos cámaras antes que termine el período conocido como Lame Duck (que comprende después de las elecciones legislativas en noviembre hasta la nueva reorganización legislativa que se hará el 12 de enero) deberá ser aprobado por tres comités.

licenciasNJ1

El proyecto de ley permitiría a los residentes indocumentados obtener licencias de conducir sólo si se proporcionan pruebas de residencia, identidad y fecha de nacimiento.

Se estima que en el Estado Jardín residen alrededor de 500,000 inmigrantes indocumentados y más o menos 460,000 podrían resultar beneficiados.

La asambleísta Annette Quijano, patrocinadora de la medida, indicó que el proyecto sigue en marcha, tanto en la asamblea como en el senado, pero no tiene fechas de cuándo será puesto en agenda. “Seguimos negociando con las dos partes, inclusive con los que están en contra para saber qué es lo que están objetando”, dijo.

“Hay una exigencia de huellas digitales que no pienso incorporar”, sostuvo la funcionaria demócrata. Tampoco está de acuerdo con el tema del tiempo de residencia de los solicitantes en Nueva Jersey.

Erica Navas, analista de New Jersey Policy Perspective, destacó que aunque la medida no logre pasar en esta sesión legislativa calificó este año como  exitoso. “El trabajo que se hizo en conjunto con  los diferentes sectores fue positivo”.

Navas reflexionó en relación a que por ser el próximo año un período de elecciones presidenciales el tema de inmigración despierta diversos sentimientos. “Vamos a seguir porque las licencias más que un tema de inmigración es un tema de seguridad para que la gente maneje con seguros en las carreteras”.

Por su parte, la senadora Nilsa Cruz Pérez aseguró que “seguimos trabajando con las organizaciones con la esperanza de que lo podamos presentar en la última sesión de este período legislativo”.

Entre tanto Carlos Rojas, organizador comunitario de Fe en New Jersey, que agrupa varias congregaciones religiosas, resaltó el hecho que las licencias son especiales y solo sirven para manejar. “Si han sido avaladas por el Departamento de Seguridad Nacional y han sido aplicadas en otros 12 estados no veo porque en Nueva Jersey no se puedan hacer. Es claro que no se pueden usar ni para entrar a edificios federales ni para tomar vuelos comerciales. ¿Dónde está el peligro?”.

Diana Mejia, de Viento del Espíritu, dijo que “estamos preocupados por la falta de liderazgo en el senado de Nueva Jersey, que están atrasando en dar luz verde para la licencia de indocumentados. Se está demostrando también que en algunos de ellos hay total ignorancia en cuanto al tema de inmigración”, dijo.

El gobernador Chris Christie ha anticipado que vetará el proyecto de ley por calificarlo de “peligroso”, especialmente por el actual “clima por el que atraviesa el país”.