El nuevo GLS es la gran apuesta de Mercedes para el mercado de SUVs

La automotriz alemana tiene una dura competencia en el segmento de SUVs grandes, pero aún así tiene mucho qué ofrecer
Sigue a El Diario NY en Facebook
El nuevo GLS es la gran apuesta de Mercedes para el mercado de SUVs
La Mercedes Benz GLS es una SUV de lujo.
Foto: Mercedes Benz

Mercedes Benz le dio una lavada de cara y una actualización de mitad de ciclo, a su mayor SUV con un interior más refinado, nuevos metales y un nuevo nombre, el GLS; uno los vehículos favoritos de los compradores en el segmento de los SUVs de lujo.

El GLS impresiona con su alta tecnología, sus cómodas siete plazas, que se ajustan realmente a siete adultos, y una sensación de refinamiento difícil de igualar en un SUV.

El fabricante de automóviles de lujo alemán espera traer nueva vida a su línea de SUV de tamaño completo con un GLS moderno, con un nuevo panel frontal y trasero con nuevos instrumentos, así como detalles de rieles cromados en el techo y luces traseras LED.

Mercedes-Benz GLS interior

En el exterior, la actualización incluye nueva chapa por delante de la columna A y un nuevo parachoques trasero. La nueva parte delantera se ve más deportiva que el modelo anterior y la versión AMG entra en un nivel superior de refinamiento.

El GLS450 trae un motor V6 de 3.0 litros doble turbo que produce 362 caballos de fuerza y 369 libras-pie de torque. El GLS550 viene con un V8 doble turbo y 449 caballos de fuerza, y el GLS63 AMG trae el mismo motor V8 doble turbo pero trabajado a 577 HP. Hay una versión con un turbodiesel V6 para el GLS350d, con 255 caballos de fuerza y 455 libras-pie de torque.

La única transmisión disponible en los modelos GLS no AMG es el nuevo 9G-Tronic de nueve velocidades automático. Los modelos AMG GLS63 siguen utilizando el Speedshift de siete velocidades automática de 7 G-tronic, que lo hace mucho más deportivo.

Modos de conducción

El GLS trae su sistema dinámico de selección de rendimiento: Sport, cómodo, resbaladizo, fuera de la carretera, modo individual y uno opcional para off road.

En modo Sport, el GLS450 endurece la dirección, proporciona una mayor capacidad de respuesta del acelerador y deja caer la altura de la carrocería. En modo Sport es útil en el pavimento seco en condiciones cálidas.

En modo resbaladizo la respuesta del acelerador, ayuda a mejorar el control de la tracción. En modo de comodidad bombea la suspensión de aire y el camino se hace más suave.

El modo off-road lo he probado en la nieve y fuera de la carretera, funciona de manera muy similar al modo resbaladizo, pero ofrece un poco más control sobre el acelerador.

En la montaña, a toda velocidad por ambos lados de la ruta austriaca estrecha cambie el modo a “resbaladizo”, para afinar la respuesta del acelerador y tener el control de tracción suficiente para escalar la montaña. Respondió perfectamente.

En carretera el GLS se mantiene firme en las curvas y es bien dócil en las frenadas. La suspensión de aire controlado por computadora, Airmatic, lo mantiene con una conducción cómoda, aislado del ruido, pero sin sacrificar el placer de conducirlo.

Mercedes-Benz GLS blanca

El GLS se puede pedir con muchísimas opciones de seguridad. Con control de crucero adaptado con control de la dirección, detección de puntos ciegos y asistencia de carril de mantenimiento, asistencia y advertencia de colisión con la ayuda de frenado autónomo.

Para mi entender se maneja más como un sedán grande a diferencia del Escalade, Infiniti QX80, y el Lexus LX, pero se siente más pequeño cuando uno está al volante.

Dura competencia

Mercedes se enfrenta a una dura batalla contra los otros SUVs de lujo para siete pasajeros con la tercera fila de asientos. Las ventas de la GL saliente, que es sustituida por la GLS, tuvo un aumento de 7% en los once primeros meses del año, a 24,858 unidades. Pero eso no es suficiente comparado con las ventas del 19% para el líder de la industria, el BMW X5, que vendió casi el doble de unidades que el GL hasta noviembre.

El Audi Q7 y el Cadillac Escalade mantienen el ritmo de crecimiento del Mercedes GL, mientras que el Range Rover y el Infiniti QX80 reportaron ganancias de ventas de dos dígitos.

Mercedes no ha anunciado el precio del GLS, pero el modelo saliente vino con un precio base de alrededor de $64,000. El fabricante de automóviles comenzó a tomar pedidos este mes, con entregas previstas en marzo.