El nuevo Range Rover diésel TD6 es un verdadero todoterreno

No hay obstáculos para este potente modelo
Sigue a El Diario NY en Facebook
El nuevo Range Rover diésel TD6 es un verdadero todoterreno
El Range Rover TD6 es un auténtico todoterreno.
Foto: Range Rover

Los caminos más sinuosos en las montañas de Sedona en Arizona, fueron una dura prueba para los nuevos Range Rover TD6 del 2016. Pruebas que por supuesto, para un vehículo todoterreno de lujo, fueron como un paseo de fin de semana.

Land Rover ha hecho un montón de trabajo para que el 3.0 litros turbodiésel TD6 sea lo más silencioso posible. El bloque motor está hecho de hierro-grafito compactado (CGI) que reduce la vibración general y refina el carácter del motor; uno de los vehículos diésel más silenciosos que he experimentado.

El nuevo V6 de 3.0 litros turbo-diésel genera 254 caballos de fuerza y 440 libras-pie de torque a 1,750 rpm. El motor de TD6 ofrece 22 mpg en ciudad, 28 mpg en la carretera y una cifra combinada de 25 mpg.

Las cifras de economía de combustible diésel son un 32 por ciento completa mejor que te dan los modelos de gasolina de la marca, más todavía cuando pesa alrededor de 5,000 libras.

Cada Rover viene con uno de los sistemas 4WD más avanzados del mundo, además de toda una serie de características que le ayudan a navegar cualquier terreno que encuentre. Ha demostrado que, en las tierras altas de Arizona cerca de Sedona, puede trepar por las rocas de senderos que solo un verdadero 4×4 puede atravesar.

El Range Rover tiene una característica llamada All Terrain Control de Progreso o ATPC. Al ajustar la velocidad con los botones de control de crucero en el volante y el ATPC puede controlar la velocidad durante el descenso, pero a diferencia de control de la colina en la ascendencia, ATPC opera sólo a velocidades muy bajas.

Estos controles le hacen parecer un vehículo sin conductor, al evitar las rocas más peligrosas por senderos sumamente difíciles de controlar, con una tecnología que me permitió no sólo ir por la peor carretera posible, sino también evitar dañar el vehículo.

Sólo tienes que encenderlo y el vehículo se arrastra sobre cualquier cosa que se ponga al frente: superficies resbaladizas, rocas, arena, nada importaba.

Uno va utilizando las funciones de control de crucero para fijar su velocidad, para luego utilizar las distintas cámaras posicionadas alrededor del vehículo, para asegurarse de no raspar el carro o un neumático.

En el interior la pantalla de video muestra la articulación de las ruedas y los ángulos de cabeceo y balanceo generales. Tiene una opción para obtener las cámaras de sonido envolvente por completo, además de las destinadas a las ruedas para la conducción off-road.

Aunque se pone un poco pesado a velocidades de autopista, es ligero y preciso por la ciudad, con un halo de seguridad que es difícil de encontrar en otros vehículos.

La comodidad no se queda atrás. Los asientos delanteros le dan su opción de siete niveles de calefacción y refrigeración, mientras que los asientos traseros simplemente calientan.

El Range Rover ofrece una pequeña línea de asientos más atrás que el más pequeño Range Rover Sport, pero se puede transportar a cinco personas con facilidad en cualquier plataforma.

El sistema de información y entretenimiento es fácil de usar, mientras todo el resto de la cabina se siente de primera categoría. Un suave cuero cubre los asientos de apoyo, así como la mayoría de los puntos de contacto.

Más allá de la tecnología y los materiales de lujo, el interior del vehículo tiene una definición de una alta calidad en su construcción. Los ingenieros se aseguraron de que todas las costuras individuales y las partes del tablero se emparejaran de manera uniforme y que el interior esté libre de sonidos con un toque aislador especial.

En materia de seguridad, viene equipado con frenos antibloqueo, control de tracción y estabilidad, airbags laterales de los asientos delanteros, airbags laterales de cortina y reposacabezas delanteros activos, sensores delanteros y traseros de aparcamiento y cámara de vista trasera.

Además dispone del sistema de frenado de emergencia Assist, que utiliza el radar delantero con sensor y prepara el sistema de frenos si una colisión parece inminente.

El Range Rover Sport TD6 SE llega a partir de $67,445, con la versión más alta de corte el HSE, que costará $72,445. El Range Rover TD6 está en el puesto $87,445 para el modelo base, mientras que el diésel HSE cuesta $94,445.

En el Range Rover Sport, el paquete HSE entrega el techo solar panorámico, asientos de cuero completo, llantas de 20 pulgadas, en comparación con 19 en el modelo base, y algunos detalles de madera adicional y opciones de color interior.

Luego de la experiencia en Sedona, puedo decir que el diésel TD6 es una de las mejores opciones por larga durabilidad y fiabilidad, además del ahorro de gasolina. No cuesta mucho más que los motores de gasolina y la única vez que sabrás que tienes un motor diésel será cuando pagues menos en la bomba.