Milagro médico salva pierna de un Santa Claus

Allen Young está comprometido con su papel de Santa Claus en el Hospital de Kansas

Santa necesitó cuatro operaciones y meses de rehabilitación, pero estaba empeñado en recuperarse para poder atender a los niños del hospital estas Navidades.
Santa necesitó cuatro operaciones y meses de rehabilitación, pero estaba empeñado en recuperarse para poder atender a los niños del hospital estas Navidades.
Foto: Captura de pantalla del vídeo publicado por el Hospital Universitario de Kansas

Allen Young ejerció de Santa Claus en el Hospital Universitario de Kansas durante años junto a su mujer Laura, disfrazada como Mrs. Claus.

Su esposa falleció debido a un cáncer el año pasado, pero antes de morir, Mrs. Claus le pidió a su marido que no dejara de visitar el Hospital durante las Navidades. Mr. Young debía seguir siendo Santa Claus sin ella. 

El medio The Huffington Post recoge la historia de Mr. Young, que tras pasar por el duro golpe de perder a su mujer, tuvo que enfrentarse además a problemas de salud debido a una grave dolencia en una de sus piernas.

El Hospital ha publicado este vídeo contando la conmovedora historia de su particular Santa Claus, que además de repartir alegría entre los niños que permanecen ingresados durante las Navidades, es un gran luchador.

Afortunadamente, los doctores consiguieron después de varias intervenciones salvar la pierna de Mr. Young. “Cuando Santa me dijo que recibiría carbón si no conseguía salvar su pierna, el problema se volvió personal“, declara en el video uno de los médicos que atendieron a Allen Young.

Mr. Young le dijo a los doctores que un Santa necesita ambas piernas para poder cargar y jugar con los niños.
Mr. Young le dijo a los doctores que un Santa necesita ambas piernas para poder cargar y jugar con los niños.

Durante los momentos más difíciles, cuando Mr. Young estaba cuidando de su mujer enferma, su voluntad flaqueó y en ocasiones se planteó dejar de transformarse en Santa. Sin embargo, las palabras de su mujer le animaban a seguir adelante. Por desgracia, durante esta etapa, desarrolló la infección que, según los médicos, podría acabar en la amputación de su pierna derecha.

“Cuando vino en enero a verme su pierna estaba ya muy afectada” declaró David Anderson, el cirujano ortopédico del hospital. Young quedó desolado pero no se rindió y le explicó al doctor que Santa no puede tener una única pierda y que necesitaba volver a vestirse de rojo estas Navidades. Cuenta el medio KSHB.

Mr. Young aún debe seguir con su rehabilitación pero estas Navidades los niños ingresados en el Hospital de Kansas podrán disfrutar de la presencia de Santa Claus.