Dos puntos de vista diferentes sobre el control de armas

La regulación a rifles de largo alcance divide incluso a quienes están a favor de la posesión de armas
Dos puntos de vista diferentes sobre el control de armas
Luciano Ramírez muestra sus dos armas con seguro individual que permancen dentro de otra caja de seguridad. Foto: Suministrada

Luciano Ramírez (58), colombiano residente de Morristown, Nueva Jersey, posee dos armas desde hace dos años porque su pasatiempo es disparar en un polígono y no le pasa por la cabeza usarlas para protección personal. Juan David Tobón (53), también de origen colombiano, que creció en Queens y ahora vive en un vecindario acomodado en Ohio, posee cuatro armas para protección personal.

Ramírez creció con armas en fincas en Colombia. Tobón, que apenas tuvo contacto con éstas cuando entró a la Marina de EEUU, las porta ahora casi permanentemente. Ambos representan dos de las diversas opiniones en el debate sobre las armas que polariza al país, sobre todo después de que ocurren masacres masivas.

“Hay estados donde se compran las armas con facilidad – como en Florida-  y no se escucha de tiroteos, mientras que en otros hay muchas restricciones y sí ocurren”, señala Ramírez, quien considera que debería haber más barreras para conseguirlas y que los rifles de largo alcance no deberían venderse a un ciudadano común.

“Son las armas las que están haciendo daño”, sostiene Ramírez, “la solución al problema surge de la regulación y no en poner en la mira pública a los fabricantes de armas”.

“Si usted va a un polígono de tiro ve a familias, desde un niño hasta una persona mayor, que van a disparar por hobby. ¿Por qué quitarle algo a los ciudadanos sabiendo que no están haciendo el daño?”, pregunta.

image1
Luciano Ramírez guarda las municiones en un lugar seguro y separado de las armas. Foto: Suministrada

Tobón,  que tiene dos armas de nueve milímetros, un rifle de asalto ‘AR 15’ y un revólver calibre 22, ve el tener armas como algo normal. “Cargo un arma 95% del tiempo. Para nosotros comprar armas es como comprar cualquier otro artículo en el comercio”, afirma.

“Es normal que la gente en zonas rurales posea armas, van de caza o viven en lugares aislados. ¿Por qué cuatro armas? es cuestión de preferencia, como el que tiene cuatro bolsas de palos de golf, aunque nunca los va a utilizar a la vez”, explica Tobón, quien está en contra de la prohibición de las armas largas.

“Este es un país de pioneros, cazadores y conquistadores.  Una pistola de mano la puedes esconder, un rifle no. Algunos rifles cargan menos munición que las armas cortas y por ende son menos peligrosos”, concluye Tobón.