Un rifle hallado en casa de “El Chapo” llegó ahí por Rápido y Furioso

El operativo “Rápido y Furioso” permitió a criminales comprar armamento con la intención de darle seguimiento. Sin embargo, el gobierno de EEUU perdió el rastro de cerca de 1,400 armas de fuego de alto calibre y algunas de ellas aparecieron en escenas de crímenes
Un rifle hallado en casa de “El Chapo” llegó ahí por Rápido y Furioso
Foto: SinEmbargo

Un rifle calibre .50 encontrado por las autoridades mexicanas en la casa de Los Mochis, Sinaloa, de donde escapó Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera el pasado 8 de enero, horas antes de ser capturado, es una de las 2 mil armas del programa “Rápido y Furioso”, informaron fuentes del Gobierno de Estados Unidos a Fox News.

En el operativo “Rápido y Furioso”, que se llevó a cabo entre 2009 y 2011, la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) permitió a criminales comprar armamento con la intención de darle seguimiento. Sin embargo, el gobierno estadounidense perdió el rastro de cerca de mil 400 armas de fuego de alto calibre y algunas de ellas aparecieron en escenas de crímenes.

De acuerdo con los funcionarios consultados por Fox News, de las armas vendidas mediante este programa 34 eran rifles de calibre .50 capaces de derribar hasta un helicóptero. Las mismas fuentes comentaron que no están seguros de cómo llegó el rifle a la casa de Guzmán Loera o en dónde fue comprado, pero, dijeron, ya están investigando el caso y si otras de las armas incautadas son parte del programa.

Tras el operativo realizado por la Secretaria de la Mariana en la casa donde se escondía Guzmán Loera, fueron decomisadas ocho armas. Posteriormente, los agentes de la ATF comprobaron los números de serie del armamento utilizado por el capo sinaloense, sólo para darse cuenta que uno de los dos rifles de alto poder llegó a través de este programa.

Los funcionarios del gobierno estadounidense consultados por Fox News dijeron que ’El Chapo’ habría colocado a sus guardias en las colinas para estar atentos de los helicópteros de la policía mexicana con el único propósito derribarlos de ser necesario.

Más de 70 mil armas recuperadas de las escenas de los crímenes cometidos en México entre 2009 y 2014 podrían provenir de los Estados Unidos, de acuerdo con un informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos (GAO por sus siglas en inglés) publicado hace unos días.

Es decir, la cifra representa el 70 por ciento de todas las armas usadas en crímenes y que fueron recuperadas y rastreadas en México durante ese período.

El reporte refiere que las armas de fuego que adquieren las organizaciones criminales en los Estados Unidos se transportan principalmente por tierra hacia México utilizando las mismas rutas y métodos empleados en el contrabando de dinero en efectivo y de drogas.

“La organizaciones de tráfico de armas de fuego obtienen con frecuencia armas de fuego de los vendedores privados sin licencia en los mercados secundarios, sobre todo en las ferias de armas y mercados de pulgas o por medio de anuncios o publicaciones en Internet”, dice el informe gubernamental.

Un reportaje publicado por The Washington Post revelaba la semana pasada que ATF tiene datos sobre exactamente cuál de estos minoristas son propensos a vender armas que terminan en manos de los cárteles.

“Pero ni a usted, ni a mi, ni a los investigadores, ni los gobiernos estatales y locales se les permite ver los datos gracias al Congreso. En 2005, se aprobó una Ley que prohíbe a la ATF compartir esta información con el público y agencias gubernamentales, e incluso con los investigadores que podrían ayudar a encontrar la manera de tratar de contener el flujo de armas ilegales”, escribió Christopher Ingraham en el Post el pasado 14 de enero.

El diario norteamericano explicó que ya hace varios años, la ATF implementó una norma que obliga a los concesionarios en los estados fronterizos a reportar las ventas múltiples de ciertos rifles de alto calibre a ese agencia. La ATF asegura que la regla está funcionando.

“Los funcionarios de la ATF dijeron que esta información ha ayudado a identificar a los traficantes de armas y a otros involucrados de una manera más oportuna, que en varias ocasiones ha dado lugar a detenciones y la incautación de armas de fuego destinadas a tráfico a México”, dice el informe de la GAO.

OBAMA DEBERÁ INFORMAR SOBRE RÁPIDO Y FURIOSO

Una jueza federal rechazó el día de ayer los argumentos del Departamento de Justicia de valerse del privilegio del poder ejecutivo para retener ciertos documentos vinculados al fallido operativo “Rápido y Furioso” y no entregarlos a una comisión del Congreso.

Republicanos de la Cámara de Representantes demandaron en 2012 ante una corte federal para obtener miles de correos electrónicos relacionados con el frustrado esfuerzo del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos para rastrear armas a través de la frontera con México.

El Departamento de Justicia ya había entregado decenas de miles de páginas de documentos, pero el Congreso siguió solicitando registros adicionales que la dependencia argumentaba tenía derecho a retener.

En su decisión del martes, la jueza federal de distrito Amy Jackson Berman dijo que es inapropiado que el Departamento de Justicia afirme escudarse en el privilegio ejecutivo de manera generalizada, en parte porque la agencia ya había revelado por otros medios la mayor parte de la información que pretendía retener.

“Debido a que cualquier daño derivado de las revelaciones buscadas aquí simplemente aumentaría el que ya hay, se deben entregar los registros”, escribió la juez.

El representante Jason Chaffetz, republicano de Utah y presidente de la Comisión para la Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, que ha estado en busca de los documentos, dijo que el fallo de la juez ayudará a la comisión a avanzar con su pesquisa.

“Aunque la decisión no nos da acceso a todos los documentos, es un importante paso al frente. Seguiremos investigando hasta dar con la verdad”, afirmó en un comunicado.