Latinos imparables: Trabajando a pesar de la tormenta (fotos)

Latinos imparables: Trabajando a pesar de la tormenta (fotos)
Gerardo Cabañas entrega delivery en Manhattan a pesar de la tormenta.
Foto: Victor M. Matos//El Diario / Victor M. Matos//El Diario

A pesar de que los funcionarios electos de la Ciudad y del Estado prohibieron salir a las calles por la tormenta Jonás, muchos hispanos continúan trabajando arduamente en Nueva York.

Uno de ellos es Gerardo Cabañas (40), un mexicano que lleva domicilios para un restaurante en el Upper West Side. 

Cabañas le contó a El Diario que ha tenido un día difícil por toda la nieve acumulada en las calles. “No puedo correr con la bicicleta, tengo que empujarla”, dijo.

Gerardo trabaja haciendo domicilios para un restaurante en Manhattan.
Gerardo trabaja haciendo domicilios para un restaurante en Manhattan.

Sobre las propinas que le dan los clientes, afirmó que no todos son tan generosos, “algunos sí, a otros no les importa y dan lo regular”. Sin embargo, a Cabañas lo motivan su familia y las cuentas que hay que pagar.

Por otro lado, Sigfrido Moronta (53), dominicano, trabaja como superintendente de dos edificios en Manhattan, un trabajo que no ofrece el beneficio de la propina. “Nosotros los súper estamos dispuestos a trabajar las 24 horas y no nos toca vacaciones”.

A Sigfrido le tocó levantarse a las 5:30 de la mañana para limpiar la nieve del frente de los edificios que administra. “Mi labor es limpiar la nieve para que nadie se vaya a caer”, dijo.

Sigfrido Moronta limpia el frente de los edificios que administra desde las 5 a.m. de hoy.
Sigfrido Moronta limpia el frente de los edificios que administra desde las 5 a.m. de hoy.

Sigfrido ha trabajado como súper de edificios desde 1978, cuando era adolescente, un año después de haber llegado a los Estados Unidos.

Otro ejemplo de los imparables latinos que trabajan a pesar de la tormenta Jonás, son quienes trabajan en el Westside Market, un supermercado del Upper West Side. 

Demetrio Díaz, José Cuatzo y Judith Betances, son sólo tres de los latinos que trabajan en este supermercado, incansablemente, para que los residentes de esta zona, entre los que se encuentran muchos estudiantes de la Universidad de Columbia, puedan comprar sus alimentos.

“Tenemos que darle el servicio a la comunidad, la gente necesita comer mientras que pasa la tormenta,  y tenemos que trabajar también para cubrir nuestras necesidades de dinero”, dijo Díaz (50), mexicano, quien es manager del deli en el supermercado.

Demetrio trabaja como administrador del deli de un supermercado, incluso durante la tormenta.
Demetrio trabaja como administrador del deli de un supermercado, incluso durante la tormenta.

“Todas las tormentas que han pasado aquí hemos estado”, cuenta Demetrio.

José Cuatzo (33), por su parte, viajó desde Brooklyn para cumplir con su trabajo de administrador de la pandería del supermercado. “Sólo son dos trenes, hoy por el retraso me demore 50 minutos”, dijo.

“Estuvimos aquí durante el huracán Sandy, cuando se fue la luz y pararon el transporte”, contó Cuatzo.”Ese día fuimos en taxi, fueron experiencias emocionantes”.

Jose Cuatzo trabaja en la panaderia del Westside Market.
Jose Cuatzo trabaja en la panaderia del Westside Market.

La dominicana Judith Betances (34) tampoco se queda atrás. Judith maneja las cuentas para el supermercado desde hace cinco meses, pero comenzó como directora de los cajeros. “Para mí es como un reto y un placer venirle a servir a los clientes”.

Judith Betances trabajando en el supermercado a pesar de la tormenta.
Judith Betances trabajando en el supermercado a pesar de la tormenta.

COBERTURA ESPECIAL DE LA TORMENTA