Hispanos y afroamericanos luchan por la silla de Rangel

La primaria demócrata del 28 de junio será la lucha electoral más interesante del año en NYC.

Hispanos y afroamericanos luchan por la silla de Rangel
El actual congresista Charles Rangel estuvo en el primer debate para reemplazarlo en su puesto.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York- Luego de 45 años en el Congreso, el representante Charles Rangel este año cederá su puesto. El retiro del político a sus 85 años ha desatado una intensa carrera entre los miembros del Partido Demócrata del Alto Manhattan, los que se verán las caras el 28 de junio en una elección primaria que, debido a la débil competencia republicana, debería definir al nuevo congresista del distrito 13 de Nueva York.

Los candidatos incluyen a tres hispanos: el senador estatal Adriano Espaillat, el ex asambleísta Adam Clayton Powell IV y el asambleísta Guillermo Linares. A su vez, estarán en carrera el asambleísta Keith Wright, Suzan Johnson Cook, el senador estatal Bill Perkins, Clyde Williams (todos afroamericanos) y Michael Gallagher.

En las calles del Alto Manhattan, la gente pidió a los candidatos que pongan énfasis en los temas en los intereses de los hispanos. “A mí me gustaría que volvieran a preocuparse por nosotros, los inmigrantes. Este país sin nosotros no es nada. Me gustaría que se movilizaran por la inmigración”, dijo el hondureño Santo Rodríguez. “Yo diría que, más que nuevas leyes, se preocuparan por la ciudad, especialmente por los desamparados, para que tengan donde vivir”. dijo Rosario Carrasco, una dominicana que lleva tres décadas viviendo en Harlem.

El crimen y los bajos sueldos también son puntos de interés para los hispanos. “Las drogas son el mayor problema. Vivimos con miedo y la policía no logra controlar esto”, dijo Amery Bello, de East Harlem. “Yo lo veo en el barrio todo el tiempo especialmente en mi trabajo como cajera de un supermercado”.

“Yo pienso que sería bueno subir el salario mínimo. Acá nos suben la renta cada año, los autobuses, el pasaje de metro. Llevo cinco años y mi sueldo no aumenta”, comentó Adán González, un cocinero mexicano.

El pasado jueves, en el primer debate demócrata, los candidatos se vieron las caras frente a la presencia del congresista Rangel. Sin embargo, tres de los políticos con más posibilidades se ausentaron del evento. El senador Espaillat, quien ya ha intentado dos veces ganar la primaria, no respondió a la invitación. Mientras tanto, el asambleísta Wright, quien cuenta con el apoyo de Rangel, y el senador Perkins adujeron tener conflictos de agenda. Los presentes, en cambio, aprovecharon de presentar sus ideas.

“Este es el único país importante en el mundo sin licencia remunerada”, dijo Adam Clayton Powell al ser consultado por cuál sería su prioridad número uno si llega al Congreso. “Sólo tres estados tienen este beneficuio, no Nueva York. Esto no debería ser una preocupación cuando alguien está enfermo o cuando una mujer está embarazada”, comentó el ex asambleísta nacido en Puerto Rico, hijo justamente del predecesor de Charles Rangel.

Otros, como el asambleísta Linares, mencionaron la vivienda. “En los últimos quince años no hemos visto ningún aumento relevante del financiamiento de vivienda que llega a este distrito. Necesitamos ver lo que está sucediendo con los desamparados, no sólo con los que están en la calle, sino las familias, que son el doble, el triple o hasta el cuádruple”, comentó el político de origen dominicano.

Mientras tanto, Michael Gallagher propuso crear un beneficio fiscal para quienes arriendan. “Esto es algo que es posible realizar, porque los republicanos son arrendatarios también”, comentó. Suzan Johnson Cook, quien es embajadora de libertad religiosa para el gobierno de Obama, también pidió mejorar la vivienda. “Es la base de la estabilidad”, explicó. “Debemos poder entregar vivienda asequible, para que la gente no esté a un paso de ser desamparados”.

Clyde Williams, ex asesor del presidente Bill Clinton y quien ya intentó obtener el puesto de congresista en 2012, pidió mejoras en NYCHA y más fondos federales. “Los arriendos han subido en un 75% en los últimos diez años… Si estamos realmente preocupados por esto, debemos hacer un cambio en la trayectoria de vivienda, necesitamos hacer algo diferente”, comentó Williams.

A pesar de no participar en el debate, los candidatos Espaillat y Wright respondieron a El Diario con sus prioridades. “Nuestros barrios han visto cambios históricos y lucharé para que todos puedan conseguir su parte del progreso, trabajando en aumentar el salario mínimo y buscando buenos empleos para el distrito“, dijo el senador Espaillat. “Junto a la construcción y protección de la vivienda asequible, esto les dará a los residentes oportunidades para quedarse en sus barrios”.

Wright, por su parte mencionó su preocupación por la situación económica de Puerto Rico, la deuda universitaria y, nuevamente, la vivienda. “La vivienda asequible es lo principal. La definición de asequible se hace a nivel federal y tenemos que redefinirla”, dijo el asambleísta, quien pidió que se separe en este cálculo a Nueva York de otros condados más ricos, como Westchester.

Las otras carreras en la ciudad

A pesar de que la elección por el congresista del distrito 13 se anticipa como la más relevante en Nueva York, los votantes también deberán participar de otras decisiones. Las primarias presidenciales serán el 19 de abril en Nueva York. En el Senado, Charles Schumer deberá buscar la reelección, la que se realizará el mismo día de la presidencial general, el 8 de noviembre.

Además, habrá elecciones en el Senado Estatal y la Asamblea, donde se reemplazarían a los dos políticos que fueron condenados por corrupción en 2015: el senador republicano Dean Skelos y el asambleísta demócrata Sheldon Silver. El reemplazo de Skelos podría ser especialmente importante, ya que se ve como un paso para que el partido demócrata recupere el poder en Albany. El candidato de esa colectividad sería Todd Kaminsky, actualmente en la Asamblea. El gobernador debe elegir la fecha de la elección especial para estos puestos.