Beyoncé, Coldplay y Bruno Mars destilan amor y color en el ‘Super Bowl 50’ (fotos y videos)

Los tres trataron de contagiar al público de incesante energía y enviaron un mensaje de amor al mismo tiempo. ¿Te gustó el show de medio tiempo?
Beyoncé, Coldplay y Bruno Mars destilan amor y color en el ‘Super Bowl 50’ (fotos y videos)
Beyoncé, Chris Martin de la banda Coldplay y Bruno Mars cantando en el 'half time show' del Super Bowl 50.
Foto: Captura de YouTube

Muchos contrastes pero sobre todo mucho color, música y hasta amor inundó el show de medio tiempo, o halftime, del Super Bowl 50.

Coldplay y su vocalista Chris Martin iniciaron el popular segmento con su hit “Viva La Vida”.

Minutos después, los integrantes de la Orquesta Juvenil de Los Ángeles (YOLA, por sus siglas en inglés) los acompañaron poniendo así su sabor latino.

El exesposo de Gwyneth Paltrow pareció disfrutar mucho del momento brincando en muchas ocasiones e incluso acercando el micrófono al público alrededor del escenario, que cambiaba de colores vibrantes creando un ambiente de constante movimiento. Y al parecer el ejercicio lo cansó tanto que tuvo que quitarse su vistosa chamarra, que coordinaba con los adornos del show.

La parte baja del estadio, mientras tanto, se llenaba de personas disfrazadas de flores que dieron una vista impresionante, al estilo amor y paz.

Pero los momentos más entretenidos fueron cuando aparecieron, primero, Bruno Mars, y después, Beyoncé.

El hawaiano, de descendencia boricua, contagió con su energía pero sobre todo sus pasos de baile, que hicieron recordar al fallecido Michael Jackson. No son idénticos pero definitivamente sería un buen candidato para darle vida al “Rey del Pop” en alguna producción futura.

Queen B también hizo de las suyas y se robó el show, o estuvo a punto, al aparecerse con sus atrevidos y sugerentes pasos de baile.

En su caso, curiosamente su traje también totalmente de color negro, como el de Mars, era conformado por un leotardo, chamarra de manga larga y unas bandas doradas que bien podrían ser confundidas con la versión moderna de los carrilleras de balas que utilizaron las rieleras, durante la revolución mexicana. Y con el estreno de su canción “Formation” dejó en claro que lo de mostrar su tonificada figura y mover la retaguardia es lo suyo, sin importar no ser una adolescente.

Mars y Beyoncé también protagonizaron una mini guerra de los sexos con sensuales pasos de baile y un grupo de bailarines, en las que Mars hasta bailó por uno segundos al ritmo de “Single ladies”. En una ocasión, pareció que la ex integrante de Destiny’s Child casi se caía pero logró recuperar su equilibrio y terminar su actuación. Y en ese momento, realmente el público se olvidó que Coldplay era la banda estelar.

Pero Martin volvió a aparecer tocando el piano para mostrar una recopilación de los shows anteriores en la edición número 50 de esta famosa competencia deportiva. Curiosamente, en este resumen, proyectado en el piso del escenario principal, aparecieron imágenes de los shows de Paul McCartney, Whitney Houston y Stevie Wonder pero los que brillaron por su ausencia a pesar de ser una de las más recordadas, por el accidental destape de un seno, fue el show de Justin Timberlake y Janet Jackson. 

Pero el momento culminante y contrastante fue hacia el final cuando los tres cantantes de la noche se unieron en el escenario. El peculiar trío cerró el show cantando un mensaje inspirador de unión, junto a los jóvenes músicos angelinos que los acompañaron, e incluyendo a su director venezolano Gustavo Dudamel. Y en las gradas, el mensaje de “Believe in Love” o “Cree en el amor” se proyectó con diversos colores vibrantes, desde el amarillo limón al rosa fucsia.