Disminuye tensión durante segunda audiencia por leyes de vivienda

Con menos público y menos polémica, la ley de Zonificación para Calidad y Asequibilidad fue analizada por los políticos locales.

Audiencia en City Hall por vivienda asequible
Audiencia en City Hall por vivienda asequible
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Nueva York- El martes la audiencia del Concejo Municipal donde se discutió las leyes de vivienda tuvo de todo: protestas, aplausos y críticas a la propuesta del alcalde Bill de Blasio, además de horas y horas de testimonios. Este miércoles se analizó la segunda ley de este paquete y podría haber sido un día similar.

“Aquí (en la ley) hay de todo. Hay muchas cosas acá para que la gente le guste, pero también hay mucho para que la gente odie”, dijo el concejal David Greenfield. Sin embargo, la ley de Zonificación para Calidad y Asequibilidad no generó la controversia que sí logró la ley de Vivienda Inclusiva Obligatoria.

Esta iniciativa permite mayor vivienda asequible para los adultos mayores, reduce el requerimiento de estacionamientos donde hay vivienda para ancianos y crea la posibilidad de aumentar la altura de los edificios, específicamente en los niveles de la calle.

Las autoridades explicaron que esta iniciativa es necesaria, sobre todo debido al envejecimiento de la población. “Se proyecta que los residentes de la ciudad de 65 y más años crezcan en un 40% entre hoy y 2040”, dijo Vicki Been, comisionada del Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda. “Esto significa que necesitaremos hogares para más de 400,000 adultos mayores adicionales en los próximos años”.

Audiencia en City Hall por vivienda asequible
Los miembros de AARP acudieron masivamente a la audiencia.

Entre los principales simpatizantes de esta ley estuvo Chris Widelo, director estatal asociado de AARP, organización que representa a adultos mayores, muchos de los cuales vinieron a la audiencia. “Necesitamos asegurarnos que existan las herramientas y la flexibilidad para lograr satisfacer la necesidad de la población que está envejeciendo, a través de la creación de vivienda asequible y apropiada para los ancianos”, dijo Widelo.

Las autoridades explicaron que gran parte de los ancianos no tienen automóviles y que los estacionamientos están subutilizados y podrían ser usados para más vivienda. Sin embargo, algunos políticos cuestionaron que esto se aplique a toda la ciudad.

“Este proyecto se siente hecho muy desde arriba”, comentó el concejal Andrew Cohen, de El Bronx. “Pedirle a los adultos mayores que usen más transporte público en mi distrito, donde el tren va elevado, es impráctico”.

Respecto al aumento de altura este permitiría en distritos de alta y mediana densidad que algunos edificios residenciales fueran máximo cinco pies más altos, si es que el desarrollador construye un primer piso más alto. Por su parte los edificios con vivienda inclusiva o para adultos mayores podrán aumentar en uno o dos pisos en la mayoría de los casos.