Recuperados $2.5 millones para compradores de carros defectuosos

Recuperados $2.5 millones para compradores de carros defectuosos
Eric Schneiderman es el Fiscal General del Estado de Nueva York
Foto: ARCHIVO

Hasta 53 propietarios de carros nuevos y 15 de usados que reclamaron que estos eran “limones” o defectuosos en 2015 consiguieron reembolsos en efectivo  que sumaron cantidades de $2.5 millones, según la oficina del fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman.

Las llamadas “leyes del limón” han sido la canalizadora de estas restituciones. Se trata de disposiciones que proporcionan un recurso legal para compradores y arrendatarios de  vehículos nuevos y algunos coches usados que no se ajustan a los términos de su garantía por escrito y el fabricante o el concesionario no han  podido reparar los defectos tras tratarlo un número razonable de intentos. Desde que Schneiderman asumió el cargo los consumidores de Nueva York han recuperado casi $12.4 millones  gracias al programa de arbitraje de la ley Limón.

En particular, y por lo que se refiere a $2 millones en reembolsos en 2015 se incluyen pagos en efectivo, reemplazo de vehículos y acuerdos fuera de los tribunales. Los reembolsos en efectivo superaron los $1.6 millones para dueños de carros nuevos y $400,000 para los usados.

Algunos consumidores recibieron $400,000 en acuerdos fuera de Corte reportados a la fiscalía tras ser presentadas sus reclamaciones en arbitraje. Otros recibieron reducciones de cantidades reclamadas por los concesionarios por el desgaste en sus vehículos alquilados.

Schneiderman considera que este programa de arbitraje está demostrando ser una herramienta efectiva para que consumidores e industria del automóvil “resuelvan sus disputas”. “Bajo este programa, cientos de consumidores han obtenido una compensación sin los costos y los retrasos que supone acudir a la corte”.

En 2015 hubo 292 solicitudes recibidas de compradores de automóviles nuevos. Hasta 79 de estos casos se decidieron por árbitros en 2015 con 43 de ellos a favor del consumidor. En el caso de los autos usados hubo 253 solicitudes de arbitrajes y se emitieron 26 decisiones, la mitad a favor de los consumidores y la otra mitad para los concesionarios.