Clinton apuesta a que el “Súper martes” le dará el impulso final hacia la nominación

Partidarios de Bernie Sanders aseguran que no se dan por vencidos
Clinton apuesta a que el “Súper martes” le dará el impulso final hacia la nominación
Foto: Branden Camp / Getty Images

WASHINGTON.- Antes de que cerraran las urnas en buena parte de los 11 estados que participaron en las primarias del “Súper martes”,  la mayoría de las encuestas anticipaba una racha de victorias jamás vistas para Hillary Clinton tras su fallido intento de llegar a la Casa Blanca en 2008.

Al cierre de esta edición, las autoridades aún no habían dado los resultados preliminares pero, si se mantiene la tendencia actual y las predicciones en las encuestas, Clinton ganaría suficientes delegados como para construir un muro infranqueable frente a su rival, el senador independiente de Vermont, Bernie Sanders.

Clinton, que antes del “Súper martes” ya tenía en el bolsillo 548 delegados –incluyendo a 457 “súper delegados” que pueden votar de forma independiente en la convención de julio próximo.

La exsecretaria de Estado ganó por estrecho margen en Iowa y por amplias mayorías en Nevada y Carolina del Sur, si bien Sanders ganó por abrumadora en New Hampshire.

Sanders llegó al “Súper martes” con 87 delegados, incluyendo 22 “súper delegados”, y se prevé que gane en Vermont, el estado que representa en el Senado, aunque también tiene buenas posibilidades en Colorado, Minnesota, Massachusetts y Oklahoma, estados con altos porcentajes de votantes blancos.

La campaña de Sanders ha dejado en claro que, independientemente de los resultados del martes, el senador, que se autodenomina “demócrata socialista”, continuará su lucha hasta el final de las primarias en junio próximo y al propio pleno de la convención nacional demócrata en Filadelfia (Pensilvania).

Pese a la enorme desventaja aritmética, Sanders continúa atrayendo multitudes a sus actos electorales pero el consenso entre los analistas es que aún si logra arañar algunos delegados para su columna, eso no bastaría para cerrar la brecha con Clinton.

Cristina Orlando, una joven que votó por él este martes en un centro comunitario en Arlington (Virginia), afirmó que, a su juicio, Sanders es el que puede vencer al magnate empresarial, Donald Trump.

“Si toca votar por Clinton, lo haré porque no podemos permitir un triunfo de Trump, pero mi voto hoy es por Bernie”, dijo Orlando.

Los 11 estados en disputa este martes suman alrededor de un tercio de los delegados que se requieren para la nominación presidencial, que cada partido hará oficial en sus respectivas convenciones en julio próximo.

A nivel nacional, se requieren 2,383 delegados para la nominación  presidencial demócrata mientras que del lado republicano, se requieren 1,237 delegados.

Trump llevaba antes del martes un total de 82, seguido por el senador republicano por Texas, Ted Cruz, con 17, y el senador republicano por Florida, Marco Rubio, con 16.

Debido al complicado sistema de repartición de delegados,  en estados como Alabama, Georgia, Tennessee, Texas y Vermont, un candidato debe conseguir el apoyo de al menos el 20% de los votantes para obtener delegados. En otros estados, el umbral es del 15%.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES