Denuncian cinco casos de abuso sexual en kinder de la Ciudad de México

Acusan al esposo de la diretora del colegio Montessori Matatena de obligar a los menores a realizarle sexo oral
Denuncian cinco casos de abuso sexual en kinder de la Ciudad de México
Denuncian abuso sexual infantil.
Foto: Delegación Benito Juárez

México – El colegio privado Montessori Matatena, ubicado en la Extremadura Insurgentes de la Ciudad de México, fue clausurado tras denuncias de abuso sexual contra al menos cinco menores de edad por parte de Leopoldo Rafael Duarte Pereda, esposo de la directora de la institución.

La delegación Benito Juárez informó el pasado viernes a través de un comunicado que la suspensión del instituto privado se debía a que el establecimiento no contaba con aviso de apertura y las instalaciones representaban un riesgo inminente para trabajadores, vecinos y alumnos.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades capitalinas y a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que “den a los padres de familia una solución y una explicación a la brevedad sobre las denuncias presentadas contra Leopoldo Rafael Duarte Pereda, esposo de la dueña del Colegio, Patricia Guitián Galán, por el presunto abuso sexual a menores que asistían a este kinder”.

Los padres de cuatro alumnos de Montessori Matatena presentaron desde el pasado 9 de abril ante la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJDF) las denuncias en las que imputan como presunto responsable de las agresiones a Leopoldo Rafael Duarte, de 59 años de edad y quien desempeñaba un cargo administrativo en el plantel.

De acuerdo con un oficio dirigido a Beatriz Cruz Serrano, coordinadora de Educación Preescolar Número 3 de la SEP, por un padre de familia con fecha del 7 de diciembre de 2015 y número de folio 004970, “el esposo de la directora [Patricia Guitián Galán] está conviviendo con los niños sin ser personal docente”. La funcionaria no ha sido citada a declarar.

Rafael Duarte, con base en la indagatoria FDS/FDS-6/T3/199/16-04, no cuenta con antecedentes penales o denuncias previas. Fue citado a declarar el pasado martes, pero no se presentó. Alicia Rubi, Fiscal Especial para la Atención de Delitos Sexuales, informó ayer que el presunto pederasta había sido ubicado, aunque hasta el momento no se ha logrado su detención.

La Fiscal señaló que los directivos y personal docente del instituto ya acudieron a comparecer, entre ellos Patricia Guitián Galán, dueña del plantel y cónyuge del presunto pederasta, quien de acuerdo con la PGJDF podría por el delito de omisión a pesar de que ha colaborado y entregando documentación de su marido y de los niños afectados.

Los padres de las víctimas de entre tres y cinco años de edad detallaron que las agresiones que refieren los menores van desde golpes hasta obligarlos a comer excremento, realizar tocamientos genitales y sexo oral.

El caso salió a la luz cuando uno de los cinco niños declaró ante un psicólogo y, posteriormente, personal ministerial de la dependencia, que determinó que su señalamiento sería suficiente para indagar a Duarte Pereda por abuso sexual agravado.

La madre del menor de tres años de edad detectó un cambio de conducta de su hijo desde enero pasado, incluso le pedía que no lo llevara a la escuela, pero pensó que se trataba de un berrinche. Fue hasta hace unos días cuando el niño le dijo a su niñera que le “daría su medicina” y acercó su pene a la boca de ella, relató “Sandra”, mamá de la víctima, quien no desea ser identificada con su nombre real.

“Sandra” llevó a su hijo con una terapeuta, a quien narró cómo “jugaba” en el colegio Montessori Matatena con el “tío Rafa”, como identificó el menor a Rafael Duarte, con quien, dijo, hacían “el juego de los bebés” en los baños de la escuela, se escondían y se quitaban la ropa.

La madre del niño contactó a una ex maestra del instituto que fue despedida por denunciar a Duarte con la directora por un caso de abuso sexual contra un alumno. En octubre del año pasado, los padres de un menor sacaron a su hijo de ese escuela porque decía que “Rafa” le hacía cosas que no le gustaban.

“Sandra” acudió al colegio, encaró a Rafael Duarte, quien, dijo, no le pudo sostener la mirada. Después fue con la directora para informarle que sacaría a su hijo de la escuela porque mostraba signos de abuso sexual, esta no no se inmutó ante la denuncia y le pidió a la madre que le firmara en un papel los motivos por los que se quería llevar a su hijo del colegio.

De acuerdo con información extraoficial, la directora entró a la oficina de su esposo a quien le gritó: “Te lo juro, te lo juro, aquí no, aquí en Matatena no”.

“María”, mamá de otro niño de cuatro años, quien tampoco quiso usar su nombre real, agregó que su hijo se alteraba cuando ella se acercaba a él. “Yo no quiero tocar y no me gusta que me toquen”, le decía el menor.

En los peritajes psicológicos, el niño dijo que Duarte los obligaba a meter sus manos en la orina y en los genitales de otros menores.

“También jugaba al termómetro y metía el ‘palo’ que tiene debajo de la panza a la boca, hasta que decía que estaba caliente”, refirió en el peritaje psicológico uno de los niños agredidos.

“Laura”, mamá de una menor de cinco años percibió una conducta extraña en su hija, quien desde hace meses lloraba al ir a la escuela y le pedía que no la dejara ahí porque “los maestros y los niños hacían cosas malas”.

La PGJDF también abrió una investigación contra Rafael Duarte por pornografía infantil, luego de que los menores señalaron que el presunto pederasta utilizaba una computadora. Tras revisar el equipo, la Fiscalía detectó que material pornográfico infantil había sido borrado, por lo que agentes cibernéticos investigarán si las fotografías y videos corresponden a los niños abusados.

Una computadora encontrada en la escuela, presuntamente usada por Duarte, contenía material pornográfico infantil, parte del cual pudo haber sido borrado, aunque especialistas intentan rescatarlo.

Los padres exigen a la la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales que se realicen las investigaciones hasta las últimas consecuencias para que el caso no quede impune y que no se permita al presunto pederasta salir del país.