Mujeres Destacadas 2016: Zaidy Cárdenas

Directora Ejecutiva  | Maestro Cares Foundation
Mujeres Destacadas 2016: Zaidy Cárdenas
Zaidy Cardenas Destacadas 2016 - El Diario La Prensa.

Desde que era pequeña, Zaidy Cárdenas lleva el gusanito del trabajo voluntario bajo su piel. De la mano de su madre, a los ocho años, ella era asidua de centros para ancianos, donde ayudaba a alimentar a personas sin vivienda ni nadie que los cuidara.

“Mi madre siempre ayudó a los demás, especialmente niños, y yo quería hacer lo mismo”, cuenta la directora ejecutiva de Maestro Cares Foundation, una organización benéfica fundada por el cantante Marc Anthony y el emprendedor Henry Cárdenas, para atender las necesidades de niños desprotegidos y sin hogar de Latinoamérica. La fundación cuenta con orfanatos en República Dominicana, Colombia y México.

Natural de Chicago, de padre puertorriqueño y madre colombiana, Cárdenas laboraba como organizadora de eventos cuando tuvo la oportunidad de visitar el Orfanato Niños de Cristo, que Maestro Cares tiene en La Romana.

“Supe que había que ayudarlos, que debíamos procurarles un hogar donde ellos puedan ser felices y estén cómodos, y tener una oportunidad de crecer y soñar”, explica sobre la instalación que alberga 100 pequeños necesitados.

“Yo empaqué mis cosas y me mudé a Chicago para seguir mi sueño de hacer la diferencia en la vida de estos chicos”, agrega.

De su experiencia, el aprendizaje ha sido enorme. “Nuestro trabajo depende de conseguir fondos para ellos, pero algunas veces ellos solo quieren sentirse normales, queridos y amados,  y eso es lo que me impulsa cada día a querer hacer más para ayudarlos”.

No es misión fácil la de Cárdenas. Con tantas organizaciones benéficas a la caza de fondos, ella debe encontrar la manera cómo convencer a los donantes de por qué Maestro Cares es diferente y por qué el público debe ayudarlos en su misión.

A veces debe claudicar, pero en la mayoría es tan persistente que hasta logra llevar a sus potenciales donantes a visitar alguno de los orfanatos.

“Al ver a los niños felices y prosperando, es cuando la gente capta el mensaje y decide unírsenos para hacer la diferencia”, apunta esta incansable trabajadora social de 35 años, quien sueña con construir casas para los chicos más necesitados y ser mentor de muchos de ellos,  para que tengan el futuro que merecen.