Obama pide a Centroamérica continuar reformas para reducir emigración ilegal

Biden se reunió con presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras para repasar retos y avances en su plan de acción dentro del “Plan para la Alianza de Prosperidad” en el “triángulo del Norte”
Obama pide a Centroamérica continuar reformas para reducir emigración ilegal
Migrantes centroamericanos en el tren ‘La Bestia’ durante su travesía por México para llegar a Estados Unidos.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama pidió este martes a los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras mantener su voluntad política y su compromiso con “profundas reformas” para responder a las causas de la inmigración ilegal hacia EEUU, según indicó la Casa Blanca.

Obama hizo la petición al participar brevemente en una reunión a  puerta cerrada del vicepresidente Joe Biden con los presidentes de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; de Guatemala, Jimmy Morales, y de Honduras, Juan Orlando Hernández.

“El presidente Obama se sumó al vicepresidente para parte de la reunión para hacer énfasis en la importancia de una voluntad política sostenida y profundas reformas para responder desde la raíz a las causas de la migración, y asegurar una fundación firme para una futura asistencia y alianza estadounidense con el triángulo del Norte”, indicó una declaración emitida por la Casa Blanca.

“Los líderes estuvieron de acuerdo en que EEUU y Centroamérica están implicados en un ambicioso proceso de alinear sus metas y estrategias que beneficien a futuras generaciones de centroamericanos y contribuyan positivamente a las relaciones de EEUU con el Hemisferio Occidental”, agregó la nota.

Durante la reunión, a la que no tuvo acceso la prensa, Biden y los tres mandatarios centroamericanos repasaron los avances en el plan de acción acordado el pasado 24 de febrero dentro de la “Alianza para la Prosperidad” del “triángulo del Norte” en Centroamérica.

También discutieron planes para profundizar la alianza entre EEUU y Centroamérica en áreas como la seguridad ciudadana; la prosperidad económica y estabilidad social, y una reducción de la migración indocumentada, sobre todo de niños no acompañados.

El Congreso aprobó un paquete de $750 millones dentro del presupuesto para el año fiscal 2016 para ayudar a esos países a mejorar la gobernabilidad, seguridad y prosperidad en la zona.

Biden destacó la importancia de que los tres países aumenten los ingresos del Estado, el combate a la corrupción, y la protección de los defensores de los derechos humanos, así como la puesta en marcha de un plan para “profesionalizar la fuerza policial, y reducir el papel del Ejército” en la vigilancia interna, dijo la Casa Blanca.

El vicepresidente también hizo mención de los pasos positivos en la región, incluyendo los renovados esfuerzos de El Salvador en la seguridad ciudadana, y la decisión del gobierno guatemalteco de renovar el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) hasta 2019.

También elogió el progreso de Honduras para establecer la Misión de Apoyo a la Lucha contra la Corrupción e Impunidad (MACCIH) en ese país.

Por último, los líderes acordaron trabajar jntos para avanzar la seguridad energética en Centroamérica y se comprometieron a discutir estos asuntos con más detalle en la cumbre que sostendrán mañana en el Departamento de Estado, puntualizó la nota.

Las embajadas de los tres países no programaron encuentro con la prensa, pero la de El Salvador dijo en un comunicado que Sánchez Cerén agradeció el acompañamiento de EEUU a la “Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte” para que la emigración ilegal no sea más la única opción visible para el desarrollo.

Sánchez Cerén destacó que su país ya ha recibido certificación del Departamento de Estado por avances en el cumplimiento de los acuerdos pactados, “lo cual coloca a la región  a pocos pasos de acceder al primer 25% de los fondos contemplados para el Plan”, dijo la embajada.

El encuentro con Biden y Obama se produjo en unos momentos en que tanto activistas como autoridades locales en la frontera sur preven otro aumento en el cruce ilegal de niños centroamericanos no acompañados, y posiblemente fijen una cifra récord.

En lo que va del año fiscal 2016, específicamente entre octubre y febrero pasado, unos 18,558 niños han cruzado la frontera, según cifras de la Patrulla Fronteriza.

Se calcula que en los últimos cinco años,  poco más de 140,000 niños del “triángulo del Norte” han emprendido el peligro viaje por tierra hasta la frontera sur de EEUU.