En este botella de Dr Pepper había una sorpresa de tres pulgadas y “gran cola”

Contenedor venía con mucho más que gaseosa, asegura familia en Texas

Un abuelo de Texas se llevó la sorpresa de su vida cuando en la botella de Dr Pepper que bebía su nieto encontró un ratón muerto.

Este pasado domingo, John Graves, residente en la ciudad de  Katy, se encontraba con el menor  de 3 años. Este se tomó parte de la bebida en el asiento trasero del vehículo de su abuelo.

Graves no indicó, específicamente, dónde compró la gaseosa, aunque fue en un negocio en Galveston.

La mañana siguiente, cuando volvieron a abrir la botella de 20 onzas, encontraron al roedor flotando.

“Un tamaño bastante grande. Aproximadamente, tres pulgadas de largo, con una gran cola”, describió el hombre a Click 2 Houston.

raton-22
(Captura/Click 2 Houston)
raton-23
(Captura/Click 2 Houston)

El menor fue trasladado a una oficina médica para realizarle pruebas, de las que esperan los resultados.

Por su parte, la compañía que produce la bebida, requirió el producto para realizarle pruebas.

Pero la familia quiere encargar sus propios exámenes.

El consumidor alegó que la botella estaba completamente sellada y que lo que encontraron debía  venir del proceso de embotellamiento.

Pero un portavoz de Dr Pepper alegó que es, prácticamente, imposible que algo como un ratón entre a las botellas.

“Nosostros hemos ofrecido enviar a un mensajero para recoger el producto para propósitos de que sea examinado por un laboratorio forense, pero el consumidor no ha aceptado nuestra solicitud. Este laboratorio podrá analizar cualquier roedor dentro del producto y determinar si entró al contenedor  e incluso inspeccionar el contenido en el estómago. Este proceso puede durar entre 6 a 8 semanas para tener resultados concluyentes. Hasta que no tengamos la oportunidad de revisar el contenido, no tenemos manera de hacer una investigación completa”, indicaron por medio de un comunicado a la televisora.