El caso Alan Pulido despierta suspicacias en México

Por su pronta y exitosa resolución en un territorio acusado de ingobernabilidad y por el lucimiento de las autoridades locales y estatales de extracción priísta a días de elecciones, el secuestro del futbolista tiene a la opinión pública en alerta
El caso Alan Pulido despierta suspicacias en México
Alan Pulido con el gobernador de Tamaulipas Egidio Torre Cantú.
Foto: Tomada de la TV

El futbolista mexicano Alan Pulido fue secuestrado por dinero y rescatado poco antes de la medianoche del domingo “sano y salvo”, tras un operativo que se saldó con un detenido, informó hoy lunes la Policía Federal.

El titular de la Policía Federal, Enrique Galindo, dijo a Radio Fórmula que gracias a un operativo de fuerzas federales y del estado de Tamaulipas, en el noreste de México, se logró rescatar en menos de 24 horas, “sano y salvo”, al delantero internacional.

“Es un buen resultado, una intervención rápida, oportuna, por parte de todas las autoridades en donde el intercambio de información, trabajo de inteligencia, da este resultado”, destacó el comisionado de la Policía Federal.

Pulido, del Olympiacos griego, desapareció la madrugada del domingo en Ciudad Victoria cuando regresaba de una fiesta y pronto se confirmó que se trataba de un secuestro.

Galindo explicó que en el operativo “no hubo violencia” y que el futbolista “trae una pequeña lesión“, de la que no dio más detalles.

Asimismo, dijo que hay un detenido por un caso que describió como “complicado, pero resuelto favorablemente”.

En un breve mensaje a medios de comunicación, el fiscal de Tamaulipas, Ismael Quintanilla, explicó que el detenido es Daniel Hernández Morales, de 38 años, integrante de un grupo delictivo de la zona y originario del oriental estado de Veracruz.

Señaló que las fuerzas de seguridad llegaron a Pulido porque este pudo “hacer una llamada y pedir auxilio dando la ubicación” de la casa en la que estaba secuestrado, en el sur de Ciudad Victoria.

Según detalló, el jugador ya recibió apoyo médico y psicológico y prestó declaración, a partir de la cual se espera encontrar al resto de secuestradores, algunos de los cuales ya están identificados.

La coordinadora Nacional Antisecuestro, Patricia Bugarín, dijo a Televisa que el operativo “no fue lo ideal”, pero las “circunstancias apremiaban” porque el secuestro se difundió muy rápido, lo que ponía en riesgo la seguridad del futbolista.

El Gobierno estatal hizo públicas unas imágenes en las que aparece el futbolista, tras su liberación, con una mano vendada y conversando con el gobernador Egidio Torre Cantú.

Estoy muy bien, gracias a Dios”, dijo el delantero internacional, de 25 años, tras ser rescatado.

En las redes, el caso ha merecido toda la atención desde la mañana del domingo y desde entonces ha crecido el rumor de que pudo haberse tratado de un montaje, versión que toma cada vez más fuerza ante la inusual eficacia de las autoridades estatales en tiempos casualmente preelectorales en la entidad.

Lo único cierto es que este asunto seguirá dando de qué hablar.